Feb 22

US Open: el tenis alucinante

nm77-deportes2-1441815989-73dc6bcf899035129c5ac6a66b21c80a

Haga click para ampliar © Shutterstock

Alucinante en premios económicos, organización y marqueteo. El US Open nuevamente registró récords financieros para rematar el año como el certamen tenístico más lucrativo  de la temporada. Este año ofertará 42.8 millones de dólares en premios para los más de 600 competidores en las diversas categorías.

El torneo, organizado por la Asociación de Tenis de Estados Unidos, constituye el cierre del Gran Slam que incluye a Wimbledon,  Roland Garros y Australia.

Al jugarse en una superficie dura (cemento) pondrá en escena a los tenistas más fuertes del orbe. Entendiéndose como fuertes a quienes tengan un supremo rendimiento en el saque y la volea, merced a su estatura y resistencia para soportar un intenso trajín a partir del lunes 31 de agosto al domingo 13 de septiembre.

Los sensacionales premios
Según la Jugada Financiera.com,  que analiza las cifras del negocio deportivo,  el US Open 2015 anunció  la cantidad de los premios en metálico que repartirá el último Grand Slam de la temporada, que empezará a finales de agosto en Nueva York.

Este año los tenistas se repartirán 42.8 millones de dólares, un auténtico récord que superó al premio de Wimbledon en esta temporada.

Los ganadores se repartirán un cheque de tres millones de dólares, lo cual marca otro récord en la historia del tenis profesional.

Consecuentemente, el ganador se llevará 3.3 millones de dólares, mientras que el subcampeón recibirá 1.6 millones.

Los premios consuelo tampoco son escasos. Aquellos que alcancen la primera ronda y pierdan recibirán la ‘modesta’ cifra de 39 500 dólares.

Katrina Adams, la actual presidenta de la Asociación de Tenis de Estados Unidos, organizadora del torneo y directora del US Open, afirmó con orgullo su logro financiero. “Continuamos con nuestro compromiso con el US Open, uno de los eventos deportivos más lucrativos”. La gran Katrina fue más lejos: “Para 2017 los premios llegarán a los 50 millones de dólares”, afirmó la principal del US Open.

Los favoritos
Daniel Sánchez, comunicador, analista y juez ecuatoriano de tenis, tiene clara la película sobre quién o quiénes constan como los favoritos para ganar la contienda.

“El US Open, en su edición 2015, pone a las máximas figuras como sus favoritos. En varones, Novak Djokovic es quizá el llamado a ganar su tercer Grand Slam del año, tras llevarse Australia y Wimbledon, además de perder la final del Roland Garros”, fundamenta Sánchez.

Este favoritismo no es infundado, pues además ha obtenido cinco de los últimos siete Master 1000 jugados, aunque perdió la final de Montreal ante Andy Murray. Este se perfila como el otro principal favorito para conquistar el título en Flashing Meadows, tras haber recuperado el nivel que lo llevó a ganar a Wimbledon 2013, la medalla olímpica en Londres y el mismo US Open en 2012.

Sin embargo, para el criterio especializado de Daniel Sánchez ,“nunca se puede descartar de la lista a Roger Federer, quien tendrá que encontrar la fórmula para superar el último escollo de un Gran Slam, algo que ha sido su problema en los últimos años, pues a pesar de haber jugado dos finales no puede obtener un título grande desde 2012”.

Fuera de estos, se espera que Rafael Nadal recupere su tenis, misión en la que se encuentra desde el año pasado sin resultados favorables. A él se suma el defensor del título, Marín Clic, quien no llega con el ritmo de 2014, pues las lesiones le han impedido tener una temporada regular.

Tampoco hay que descartar el nivel de sorpresas, dice Sánchez. Por ello, hay que nombrar al japonés Kea Nahikari, finalista de la edición anterior y con un nivel de confianza actual que puede llevarlo a conquistar el cuarto grande.

Por su parte, Stanislas Wawrinka, quien ha demostrado ser un jugador maduro y con capacidad para superar partidos de cinco sets en cualquier superficie, es quizá el último de los nombres llamados a coronarse en la pista rápida del Arthur Ashe. Para dar la sorpresa se pueden señalar nombres como Tsonga, Dimitrov, Kyrgios, Isner, Raonic, entre otros.

En damas, Serena Williams no encuentra rival en el circuito de la WTA, con un récord de 40 partidos ganados y uno perdido en el año, y los últimos cuatro títulos de Grand Slam en las manos, no parece que lo hará en su país. Aunque por lo dicho es difícil discutir quién tiene todas las apuestas a su favor, es posible pensar en nombres que pueden sorprender a la estadounidense. Entre las opcionadas se menciona a la rusa Maria Sharapova, o Simona Halep, Li-Na, Petra Kvitova, Caroline Wozniacki o la misma Belinda Bencic, que le propinó la única derrota a Williams, quien, a pesar de ella, se perfila para volver a levantar el trofeo del US Open.

Haga click para ampliar © Shutterstock

Haga click para ampliar © Shutterstock

Un ecuatoriano, exjuez del US Open
El ecuatoriano Fabricio Valdivieso, actual director del Ecuador Open de Quito, fue juez de línea y juez principal en los juegos del US Open en la década de los ochenta.

Valdivieso fue juez de línea en cuatro finales consecutivas del Abierto de los Estados Unidos, mientras que en 1987 fue juez principal (juez de silla) en el cotejo de semifinales femenina que disputaron Martina Navratilova y la argentina Gabriela Sabatini.

El torneo de los Estados Unidos, una cita de estrellas del tenis mundial, reúne en la fase final a los 15 mejores jueces de línea del orbe.

Para llegar a esta instancia esos 15 privilegiados son escogidos entre los 250 jueces de todo el mundo. Sus actuaciones son evaluadas cuatro meses antes. Sin embargo, el ingreso de Fabricio Valdivieso bordeó la anécdota.

Robert Howe, el árbitro general del US Open, fue nominado en los ochenta juez general de la Copa Davis y en esa condición observó el desempeño de Valdivieso en partidos desarrollados en Ecuador. Entonces, le recomendó a Valdivieso seguir un curso en Sao Paulo.

Regresaron los encuentros de Copa Davis y Howe le preguntó por qué no se había presentado al US Open. Faltaba un mes para el inicio y Valdivieso argumentó que ya era tarde. Con su estilo imperativo, Bob Howe le recordó: “Soy la máxima autoridad y te vamos a incluir. Compra el pasaje. No te pagarán pero será la ocasión para que muestres tus condiciones”.

Así empezó la aventura de Valdivieso junto a las grandes figuras del mundo tenístico. En las próximas ediciones tuvo un trato vip y Fabricio recuerda que fue juez de línea en cuatro finales. La que más recuerda es la que disputaron Lendl y Wilander, finalmente ganada por el sueco Wilander.

Fabricio Valdivieso no puede olvidar cuando dirigió los partidos de John McEnroe, el ‘niño terrible’. McEnroe fue un tenista complicado: discutía mucho las decisiones arbitrales, rompía las raquetas y se peleaba con todo el mundo.

“La recomendación de oro era que McEnroe no notase el nerviosismo del juez. Había que hablarle con firmeza y respeto y jamás dudar en un dictamen, pues McEnroe tenía un ‘detector’ de jueces. Me fue bien. Nunca tuve problemas pese a que lo amonesté en más de una ocasión”, recordó Valdivieso.

Haga click para ampliar © Shutterstock

Haga click para ampliar © Shutterstock

por Jacinto Bonilla Prado