Feb 20

Un turismo novedoso para un viajero exigente

nm73-especial-28b-1-1431733526-e825969d23a0bd4a5605a05494e2d427El concepto de turismo se ha extendido con el paso del tiempo, hoy en día se busca conocer nuevos y escondidos parajes del país y del mundo y no solamente los destinos que siempre se han vendido. En la actualidad, esta actividad busca otros objetivos. Hoy el viajero se interesa también por el turismo ecológico, gastronómico, cultural, de deportes extremos, de shamanismos, fiestas populares, monasterios, etc.
Decidirse por cualquiera de estas alternativas no va de la mano de lo económico, se puede gastar poco como mucho en cada una de ellas. Nuestro Mundo Air Magazine detalla algunas opciones para aquellos que se preocupan por el medioambiente, o por los proyectos que ofrecen los gobiernos seccionales, así como también por los paseos VIP.
En el Ecuador, según datos publicados en el boletín Principales Indicadores de Turismo, del Ministerio de Turismo, sobre la base de estadísticas del Banco Central del Ecuador y de la Dirección Nacional de Migración, en diciembre de 2014 hubo un incremento de visitas al país del
14 % en relación al mismo mes de 2013. De enero a diciembre del año pasado llegaron un total de 1 364 057 extranjeros. Y de enero a noviembre de 2014 arribaron, en especial, viajeros de Colombia (375 755), Estados Unidos (259 468) y Perú (175 678).
La Asociación Nacional de Operadores de Turismo Receptivo del Ecuador (OPTUR), a través de su presidente Richard Dávila, afirma que para atraer al visitante las operadoras han desarrollado tours innovadores. “Se ofrece tours gastronómicos, de aventura y de shamanismo”. Este último permite conocer los centros ceremoniales en la Amazonía, rituales de agradecimiento a la madre tierra en Chimborazo, llegar a Ingapirca (Cañar) y Tulipe (Pichincha), etc.
Los operadores que forman parte de la OPTUR, 65 en total, involucran más del 80 % de áreas protegidas en sus paquetes. Cuentan con un calificado equipo de guías que conocen cómo cuidar a estas zonas vulnerables. A decir de Dávila se ha registrado un crecimiento en el índice de viajeros nacionales, “hay más cultura. El hecho de que viajen dentro del país hacia lugares protegidos, contraten un guía y paquetes más organizados, ayuda a la educación del turista”.
La OPTUR maneja entre el 80 y 90 % de turismo receptivo que arriba al Ecuador (300 mil al año). Es decir, aquel visitante que adquiere un ticket aéreo, tour, guía, transporte, etc. De ese total, más del 50 % se interesa por realizar un turismo alternativo.
Esta Asociación trabaja junto al Ministerio de Turismo, entre otras entidades, para promocionar nuevos destinos. Con esta cartera de Estado busca obtener la Certificación Q (Quality), ya que, según Dávila, el Ministerio declaró a 2015 como el año de la excelencia. Esto ayudará a una mejor calidad de los servicios que ofrecen todos los involucrados en el sector.
EPR Travel, agencia dirigida por Dávila, tiene, por ejemplo, un tour de monasterios o de avistamiento de aves. Y con Quito Turismo trabaja de la mano para impulsar nuevos destinos por conocer en la capital.
La agencia Spring Travel también apuesta al viajero que busca una aventura diferente. Oferta turismo cultural, de aventura, comunitario, de fiestas populares y de haciendas. En el cultural, el visitante recorre las iglesias de Quito. Estos paquetes están direccionados a viajeros interesados en conocer más sobre los estilos barrocos, coloniales; es un visitante especializado en arquitectura, diseño de interiores, etc. En el de aventura, se realizan deportes extremos. En el comunitario, el viajero se introduce en la vida de las comunidades. En el de fiestas populares participa de cerca en las fiestas del Yamor, Mama Negra, entre otras. Y en el de las haciendas observa los cultivos, el ordeño, entre otros.
Esta agencia que tiene 15 años, los últimos cuatro o cinco ha dedicado a ofrecer este tipo de paquetes. “Cerca del 20 % de nuestros usuarios se inclina por esta alternativa. Al mes hay entre 10 y 15 personas interesadas”, afirma su gerente Hermel Tufiño.

nm73-especial-28b-3-1431733526-93ce6ff9ceaadf33e89bb35755b7b53cPara el viajero de alto poder adquisitivo

En la edición anterior de Nuestro Mundo Air Magazine, la ministra de Turismo, Sandra Naranjo, explicó que el Ecuador busca turistas que se queden más tiempo en el país, y que gasten más, habló de “un viajero con perfil de gasto alto”.
Dentro de este parámetro se maneja la agencia Come to Ecuador Travel. Con el objetivo de promover al país como un destino ecológico turístico de primer nivel, y se centra en el mercado de Estados Unidos y Canadá.
La idea es que el turista viva una experiencia al introducirse en comunidades locales y con emprendedores, “hay visitantes que se interesan en aportar en estos proyectos. Por ejemplo, tenemos uno de mermeladas en el noroccidente de Pichincha. El viajero no solo visita, también invierte”, afirma su gerente, Andrés Reinoso.
Tiene dos tipos de clientes. Los primeros son los conocidos baby boomers (la generación de jubilados con capital). “Se estima que en Estados Unidos hay 70 millones de jubilados con un poder adquisitivo muy alto”. Y los segundos, grupos de alumnos de colegios y universidades privadas de Estados Unidos y asociaciones de exalumnos, quienes “arriban al país para realizar investigaciones”.
Como referencia, un turista de estos perfiles puede adquirir un paquete de tres semanas a un mes por todo el Ecuador (con Galápagos incluido) por 4000 o hasta 8000 dólares por persona; con un gasto diario, por persona, de 200 dólares. Las visitas que se ofrecen son de dos y tres semanas (por tres regiones) y de cuatro  semanas (por las cuatro regiones). Los paquetes de voluntariado y servicio comunitario cuestan 2000 por persona. También hay paquetes de 3500 a 7500 por viajero.
Metropolitan Touring ofrece su alternativa en Galápagos con el Finch Bay Eco Hotel. En el lugar, el turista puede disfrutar algunas actividades. Tiene clases de buceo, hay un spa, masajes, yoga, kayak, “una combinación de dos mundos, el viajero es más autónomo y multifacético. Tiene mucho enfoque al tema gastronómico al contar con uno de los mejores chef del país”, explica María Cecilia Alzamora, vicepresidenta de Marketing.
Tres noches de alojamiento cuestan 1800 dólares por persona. O hay un paquete de siete noches a 3900 por interesado, el mismo que incluye todos los servicios, menos el pasaje aéreo. “Hay una ocupación mensual del 80 % del hotel”.
Otra alternativa que ofrece es Mashpi Lodge, del Grupo Futuro, ubicado en el Noroccidente de Pichincha. El visitante se deleita al observar orquídeas, mariposas, árboles, colibríes, etc. El paquete incluye: ser recogido en Quito, alojamiento, las visitas y la alimentación, etc. Hay paquetes de dos y tres noches que cuestan 1400 la noche por habitación. “Se recibe a un turista ecológico de alta gama, muy exigente en los servicios, gustoso del confort y del buen vivir. Es el Lodge más top de naturaleza del país”, afirma Alzamora.
Otro ejemplo son los recorridos por Quito que duran ocho horas y que incluyen almuerzo, guía local, guía del patrimonio del Centro Histórico, etc. Se recorre sitios característicos, se vive de cerca con los comerciantes y cuesta 150 dólares por persona.

nm73-especial3-4-1431733915-78d4a8dcfcd2fb6601e1d61d30a35e96Las provincias realzan lo comunitario

Los atractivos naturales y culturales de Zamora Chinchipe cuentan con dos circuitos turísticos en los cantones: Zamora, Centinela del Cóndor, Yanzatza y Yacuambí. Ambos forman parte de un proyecto de la Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL) para fomentar el turismo en la región sur del país.
El primero, se denomina la Ruta Cultural del Misticismo y comprende la visita a puestos de artesanías de guadúa, a una molienda, al museo Petrominero y Antropomorfo, al río Kantzam, al ranario Rana Bonita, a la comunidad Napurak, a las cascadas Las Escondidas, Velo de Novia y a la Santa Clotilde.
El segundo, la Ruta Agroturística-Cultural, comprende la visita a puestos de artesanías de guadúa, a la molienda, Museo Petrominero y Antropomorfo, a la Asociación de Pequeños Exportadores Agropecuarios Orgánicos del Sur de la Amazonía Ecuatoriana, a la ruta de los Guayacanes, y al Centro de Estudios y Desarrollo de la Amazonía.
Clara Gonzaga Vallejo, docente de la UTPL y responsable del tema, explica que los objetivos de la investigación fueron: poner en valor dos rutas ecoturísticas en la zona norte de la provincia para contribuir al desarrollo económico y a la conservación del patrimonio natural, e integrar a las comunidades como actores importantes del cantón.
Esto responde a que la promoción del turismo ecológico y alternativo en la provincia es aún incipiente. “Los entes gubernamentales trabajan para mejorar la infraestructura turística y vial para ofrecer facilidades a los visitantes”. Según Gonzaga, a lo largo de los últimos años se ha dado énfasis en la promoción del Parque Nacional Podocarpus. Sin embargo, hoy se incorporan otros destinos en las parroquias de Timbara, San Carlos de las Minas, Guadalupe, La Paz, Tutupali, etc.
El Consejo Provincial de Pichincha, a través de la Dirección de Gestión de Economía Solidaria, también le apuesta a un turismo comunitario, cuyo objetivo es visitar zonas aún desconocidas por la población. Con una inversión de $100 mil al año desarrolla el proyecto ‘Descubre la magia de Pichincha’.
Su coordinadora de turismo comunitario, Diana Peñafiel, aclara que la idea principal es “identificar en territorio atractivos pocos conocidos de la provincia, para que mediante la asociatividad un grupo de personas, legalmente constituidas (en la Superintendencia de Economía Solidaria), ofrezca servicios turísticos en esas zonas”. Para cumplir con ello, se identifica al grupo interesado, se lo capacita, se le proporciona asesoría, y se lo convierten en proveedor del Estado al ofrecer servicios de guía, alimentación y acompañamiento.
Durante 2012 y 2015 se han registrado 15 experiencias de asociaciones interesadas en este proyecto. Y se ha recibido un total de cuatro mil visitantes por cada destino. Hay dos beneficiarios de este trabajo: las asociaciones y los pobladores de la provincia que acuden a los sitios poco conocidos, sin costo. Además, se comercializan los productos característicos de la zona.
Para acceder a este beneficio, que cuenta con el subsidio de alimentación, transporte y souvenirs, se debe enviar una carta al prefecto de Pichincha, indicando el interés de conocer los nuevos atractivos. Con ello, se realiza un cronograma de actividades. Hay viajes con estudiantes, adultos mayores, personas con discapacidad, entre otros. Cada grupo incluye entre 40 y 120 personas.
Los destinos ya identificados son: la parroquia de Atahualpa (Ruta Escondida), Recinto Pachijal (Pacto), La Cascada del Amor (San Miguel de los Bancos), La Comuna Jurídica de Chumillos (Cangahua), y La Cascada del Pita (Píntag). Y este 2015 se ha identificado nuevos destinos, que recibirán capacitación, ubicados en Pifo, San José de Minas, Perucho, Nanegal, Pedro Vicente Maldonado, La Celica, La Chimba (Cayambe), Rumipamaba, entre otros.

nm73-especial4-1431733916-d83c89c765deaee3b9950317c744b78e

nm73-especial3-3-1431733915-f07a85fbc0ce3de4a321ed160c5a1ffc

El cuidado medioambiental

• La hostería Bajo el Volcán de Baños ofrece tours a las Cascadas Mágicas, visita al Mirador de Bellavista, al mirador del volcán Tungurahua (Casa del Árbol), y tours para deportes extremos como canoying, canopy y la tarabita de la cascada del Río Agoyán.
• La Secretaría de Ambiente del Municipio de Quito, en cooperación con la Universidad San Francisco de Quito, realizó investigaciones sobre el estado poblacional del oso andino, al noroccidente de la capital.
Los resultados establecieron la protección y conservación de la especie, a través de la creación del ‘Corredor ecológico del oso andino’. Por su sensibilidad, el oso de antejos no es promocionado como un atractivo turístico. Sin embargo, en la alianza con Quito Turismo, se pretende crear un escenario idóneo para realizar un turismo sostenible y promover conciencia ambiental para visitantes y pobladores locales.
Además, este año se iniciará la implementación de un monitoreo de impactos del Turismo para comprobar si el ecoturismo es una buena opción para la conservación de los recursos naturales.

por : María Fernanda Arauz