Jul 19
Proyecto_Comunidad_NuestroMundo

UN PROYECTO QUE AMPLÍA LA VOCACIÓN LABORAL DE LAS COMUNIDADES

Como todas las mañanas, el despertador de Edith Cachago se activa a las 6:30. Luego de preparar su desayuno y alistarse para el trabajo, toma el bus en Yaruquí, lugar donde vive, hacia su trabajo en el Aeropuerto Mariscal Sucre de Quito. Sentada en el autobús reconoce a algunos vecinos que, como ella, fueron contratados en el aeropuerto de Quito por haber ingresado sus hojas de vida en la base de datos laboral digital gestionada por el departamento de responsabilidad social de Quiport.

El Aeropuerto Internacional de Quito, además de conectar a Ecuador con el mundo, lo conecta con el desarrollo, al ser un motor que aporta al progreso de Quito y su área de influencia. La actividad del aeropuerto Mariscal Sucre genera 38 270 empleos a escala nacional, de los cuales, 8228 son directos, 1513 son indirectos y 28 528 son inducidos. Seis de cada mil personas en el país y cinco de cada 100 en Quito se ocupan en actividades relacionadas con el aeropuerto de Quito.

El 31% de los empleos directos generados por las más de 120 empresas e instituciones que laboran en el aeropuerto capitalino son llevados a cabo por personas que viven en las parroquias aledañas a su operación, como lo es Edith. Ella labora desde 2014 en Quiport como Asistente de estadística de operaciones de la concesionaria. Edith recuerda, “en ese entonces yo estudiaba administración de empresas en la Universidad Salesiana. Corría la voz por Yaruquí y en la Junta Parroquial que había la base de datos laboral de Quiport y que empresas del aeropuerto estaban contratando. Tomé la decisión de ingresar mis datos porque me había trazado la meta de trabajar en el aeropuerto, que había sido inaugurado poco antes”.

EL 31% DE LOS EMPLEOS DIRECTOS GENERADOS POR LAS MÁS DE 120 EMPRESAS E INSTITUCIONES QUE LABORAN EN EL AEROPUERTO
SON LLEVADOS A CABO POR PERSONAS QUE VIVEN EN LAS PARROQUIAS ALEDAÑAS.

La base de datos laboral de Quiport, comprendida de más de 1500 hojas de vida receptadas a través de correo electrónico y un formulario online, es un banco de perfiles profesionales que se comparte de manera gratuita con todas las empresas de la comunidad aeroportuaria que tengan una vacante laboral.

El formulario recaba información esencial como los nombres, fecha de nacimiento, nivel de instrucción, área de especialización y experiencia, como también lugar de residencia, con el fin de que la empresa pueda seleccionar al perfil que más se ajuste a su necesidad. José Maisincho tiene 43 años y labora a tiempo completo desde hace más de dos años en Global Exchange, la casa de cambio del aeropuerto. José es residente de la parroquia de Checa, tiene una discapacidad auditiva y también consiguió su puesto de trabajo gracias a la base de datos laboral. “Empecé dejando mi hoja de vida personalmente en muchas de las empresas del aeropuerto, pero cuando mi hermana se enteró de la base de datos laboral subí mi información ahí y así fue más fácil y automático.”

El proyecto de la base de datos laboral de Quiport es parte de su Política de responsabilidad social y Plan de manejo social, instrumentos construidos con base en un sólido componente de participación, transparencia e innovación, orientados a construir oportunidades de desarrollo en las zonas aledañas al aeropuerto y generar sostenibilidad.