Feb 20

Sandra Naranjo: La joven ministra apasionada por un turismo de calidad

Sandra Naranjo ocupó la cartera de Turismo el 28 de junio de 2014, luego de la salida de Vinicio Alvarado del ministerio. Es ambateña de nacimiento y su hoja de vida cuenta con varios reconocimientos académicos. Para ella, “Ecuador es una de sus mayores pasiones” y se declara “su fan número 1”.  A su corta edad, piensa que el ministerio no le quita su tiempo personal, para ella es una contribución que tiene que entregar a su país.  Al respecto dice que “hay algunos más afortunados que otros y eso hay que asumirlo con responsabilidad para que se traduzca en un beneficio para los demás”. Así que, para Sandra, según sus propias palabras, su paso por el ministerio se debe traducir en que todos vean el beneficio del turismo con claridad, pero que, además, todos arrimen el hombro para que aquello sea una causa nacional y así se logre demostrar que todo lo que necesitan está en Ecuador, cada uno haciendo su parte.

¿Cuál es la visión del Ministerio de Turismo para sacar adelante la imagen del Ecuador y cuáles han sido las estrategias?
Bueno, creo que una cosa importante que pasó en este Gobierno es que, por primera vez, se reconoció la importancia y potencial que tiene el sector turístico en el Ecuador, y creo que se logró mirándolo como un instrumento de desarrollo tanto económico como social para el país, además, como un eje fundamental en esta transición del cambio de la matriz productiva. Yo creo que el turismo tiene algunas bondades, es el segundo empleador, después de la agricultura, uno de cada 11 empleos se generan en el turismo. Pero en el Ecuador es uno de cada 1000, eso quiere decir que el potencial no ha sido aprovechado. Es empleador, además, de jóvenes y mujeres, entonces, esa es una característica especial del turismo. Lo otro que tienes es que la cadena de valor del turismo es súper grande, es decir, por cada dólar que se genera con el turismo se reproduce a otros sectores. A diferencia de, por ejemplo, una constructora que requiere ciertas áreas y muchas cosas para que funcione, el turismo es el que más bienes genera; además, en una economía dolarizada como la nuestra, es un importante generador de dinero. Entonces, eso hace que hace que se vea al turismo con muchísimo potencial, algo que el Ecuador no había incorporado como un instrumento de planificación para su desarrollo. Desde nuestra visión, se debe aprovechar toda esta riqueza natural y cultural que tenemos a largo plazo porque no se debe cometer el error que se cometió con el petróleo, que fue no desarrollar otras industrias.

¿En qué consiste esta visión a largo plazo?
Nosotros hemos visto que nuestro crecimiento, si bien debe incrementar el número de turistas, debe mejorar muchísimo en la calidad de gastos. Queremos turistas que cuando lleguen al país, se queden más días, y gasten más porque esos son recursos que aportan a la economía.

Estaríamos hablando de un target de turista alto…
Sí, de un perfil de gasto alto. También se pensó en el tipo de productos turísticos que queremos que haya. Ahí volvemos a nuestro potencial, tenemos recursos naturales y culturales. Queremos que  no sea solo un destino verde, sino de experiencias únicas, que eso es lo que el Ecuador tiene para ofrecer, muchas experiencias concentradas en una superficie pequeña que, además, son muy variadas, porque no es lo mismo conocer a indígenas en la Amazonía que grupos en la Costa o en la Sierra o conocer los paisajes, la gastronomía… Entonces, tenemos que empezar por eso para hacerlo sostenible en el largo plazo, tiene que ser un turismo de calidad, no de volumen. No queremos solamente crecer en el número de turistas sino también elevar la calidad de gasto. Para eso necesitamos priorizar nuestros mercados en función del perfil del turista que queremos atraer. Lo otro, es priorizar los destinos en el Ecuador y ver que haya un equilibrio entre el perfil de turista que queremos atraer y lo que nosotros podemos ofrecer. También debemos priorizar los productos que ofertamos.

Pero también hay turistas que buscan aventuras extremas y son ‘mochileros’,  entonces, tendríamos un grupo grande que no pertenece a ese target…
Sí, no se puede transformar de un día para el otro, creo que se deben concentrar las fuerzas de producción, saber cuál es el tipo de turista que se quiere atraer.

¿Cuál es el porcentaje de gasto de los turistas?
No tenemos una cifra exacta, pero, por ejemplo, un turista colombiano se queda menos días en nuestro país, alrededor de unos cuatro, y genera un aproximado de 500 dólares. Un turista estadounidense se queda un promedio de nueve días y genera 2000 dólares más o menos, pero hay otros que gastan 4 o 5 mil dólares, por eso apuntamos a esos mercados altos para progresar. En términos de productos escogimos dos cosas en las que somos fuertes, aventura y naturaleza.

nm726-1428420924-cf483daf4ae08491289f3ca2142e92b7El Ecuador ha tenido puntos estratégicos de promoción, como  la campaña en el Super Bowl, o en Times Square de Nueva York, etc., ¿cuáles han sido los resultados de esa presencia y cómo el Ecuador responderá con infraestructura a esos resultados?
Creo que las campañas han sido exitosas, quizá la mejor recibida ha sido la de All You Need is Ecuador, que el año pasado tuvo alrededor de 600 millones de impactos en la campaña. Evidentemente, el objetivo no es que la gente la vea sino que venga al Ecuador, el año pasado hubo un incremento importante del 14 % de visitas, cuando la media era de 5 %; y, respecto a América estamos creciendo casi 3 veces más rápido que otros lugares, eso es importante, pero otra vez, no es solo el volumen, sino a quién quieres llegar. Para mí es un equilibrio entre mejorar la oferta que tienes y mejorar la promoción, de nada sirve tener el país más lindo del mundo, que nadie conoce, y de nada sirve tener la campaña más linda del mundo, si cuando llegan al destino lo que encuentran no es lo que se vende. He puesto muchísimo énfasis en mejorar la oferta que tiene el país, oferta en términos de infraestructura, de servicio, incluso de producto, porque puede haber una ciudad lindísima como Loja, pero si no tienes actividades para hacer, te vas a quedar solo un día, entonces, hay que generar producto para que la gente se quede, visite… tiene que haber mayor oferta gastronómica, cultural, shows… Tenemos tanta riqueza que nos falta aprovechar. El Ministerio ha declarado 2015 como el año de la calidad, pero a eso no se llega por acuerdo ministerial, sino que se lo debe impulsar desde el Ministerio y, de alguna forma, incentivar a la ciudadanía para que todos hagamos nuestra parte.

¿Cómo están trabajando con la gente involucrada en el turismo?
La campaña nacional se divide en dos partes, la una es la del ecuatoriano anfitrión, es decir, todos hemos recibido alguna vez en nuestra vida a algún turista, nacional o extranjero, entonces trabajamos en valores. Hemos lanzado la campaña de baños limpios, para incentivar la limpieza y el mantenimiento de los mismos. Por primera vez el Ecuador tendrá un Centro de Calidad, la idea ahí es reconocer hoteles, restaurantes, empresas que tienen un excelente nivel de servicio y que la calidad sea la marca de nuestro país, que la gente busque tener esos reconocimientos de calidad, porque es un sello para que la gente pase y mire que hay calidad, sin que sea un restaurante carísimo, pero que demuestre unos mínimos de calidad.

por : Pamela Cevallos H. Fotos: © Fernanda Le Marie