Abr 05
Salario-Emocional_NuestroMundo

SALARIO EMOCIONAL

NO ES UN INCREMENTO EN EL SUELDO, SIN EMBARGO ES UN BENEFICIO PARA EL COLABORADOR CON EL OBJETIVO DE BRINDARLE BIENESTAR PERSONAL Y PROFESIONAL. CADA VEZ, ESTE TIPO DE RETRIBUCIONES SON MÁS VALORADAS POR LOS TRABAJADORES Y SUS FAMILIAS.

En 1920 se hicieron varios experimentos en una fábrica en Chicago, EE.UU., que poco a poco fueron evolucionando en prácticas para incrementar el bienestar en el lugar de trabajo. El “efecto Hawthorne” se llevó a cabo en una fábrica de componentes eléctricos y comenzó con la manipulación de la luz para comprobar el nivel de productividad de los empleados (entre más luz, mejoraba la productividad), luego se colocó música en las fábricas lo que tuvo una incidencia positiva, y décadas más tarde se empezaron a abordar conceptos como clima laboral, compromiso laboral, entre otros.

Muchas organizaciones a nivel mundial se han sumado a una administración enfocada al bienestar de sus empleados, compañías multinacionales y reconocidas como P&G, IKEA, Roche entre otras son famosas por brindar a sus empleados y familia beneficios no salariales que contemplan descuentos, productos gratis, espacios de relajación y más.

Algunos de los pros de implementar un sistema de beneficios:

– Retención de talento: un empleado agradecido y comprometido es su mejor embajador de marca.
– Reputacional: visión positiva del mercado sobre la organización y sus beneficios que facilitarán el proceso de atracción de talentos.
– Productividad: los estudios en esta área apuntan a que entre más feliz es un colaborador en su puesto de trabajo, mejores resultados financieros se obtendrán.
– Disminución del ausentismo: un colaborador comprometido, no ve con pesar asistir a su lugar de trabajo.

Las estrategias

Al momento de elaborar una estrategia de salario emocional es importante tomar en cuenta algunos factores que inciden en el éxito o fracaso del mismo. Es fundamental analizar la madurez de su cultura organizacional; no todos los beneficios funcionan en todas las organizaciones.

Home Office: Según la revista Forbes, Reino Unido, Francia y Alemania han adoptado cada vez más esta modalidad de trabajo desde el hogar y han descubierto que el nivel de productividad ha sido mayor que la de empleados de oficina. Uno de los principales indicadores es la medición del trabajo por tarea; para que una iniciativa como esta funcione se debe realizar un levantamiento de puestos de trabajo que puedan generar este tipo de función desde el hogar. Ejemplo: Diseñadores gráficos, Project Managers o cualquier otro cargo que no tenga una relación de atención directa cara a cara.

Horario flexible: En el Ecuador existen organizaciones que brindan jornadas laborales con horarios completos de lunes a jueves y viernes cortos. Este tipo de beneficio es gratamente valorado por empleados que, la de perciben que su fin de semana es más largo; además funciona perfectamente para cualquier tipo de generación o grupo diverso dentro de su empresa. Aquellos que son padres tienen la posibilidad de recoger a sus hijos del colegio. Para los solteros, de poder viajar; y para los felices, pueden comenzar su happy hour más temprano.

Espacios de ocio: Empresas como Google, tienen espacios destinados dentro de sus oficinas para juegos (futbolín, Ping Pong, Play Station, entre otros). El principal objetivo es brindar a los colaboradores la oportunidad de desestresarse a través del juego, además de motivar la creatividad.

TOMA EN CUENTA QUE EL RECURSO HUMANO ES TU ACTIVO MÁS PRECIADO Y ES DONDE MÁS SE DEBE INVERTIR. UNA CORRECTA IMPLEMENTACIÓN RETORNARÁ CON ALTOS ÍNDICES DE PRODUCTIVIDAD Y ESTO A LA VEZ GENERA ESTADOS FINANCIEROS EXITOSOS.

Convenios: Si tu compañía no tiene un presupuesto robusto para generar algunas iniciativas, una muy práctica es concretar convenios con autoservicios, gimnasios, restaurantes, seguros de salud, universidades o institutos y más. Estos tienen como principal función lograr ahorro en gastos que sus empleados incurren. ¡Una muy buena práctica es tener tiqueteras virtuales o impresas con precios especiales por ser parte de tu organización. ¡El costo es mínimo y el impacto es mayor!

Capacitación: “Solo hay algo peor que formar a tus empleados y que se vayan, es no formarlos y que se queden” dijo Henry Ford. Un colaborador especializado y desarrollado es eficiente, comprometido y altamente competitivo. Si tu organización destina un presupuesto en capacitación y desarrollo, sus colaboradores se preguntarán dos veces antes de cambiarse.

Espacio de lactancia y refrigeración: Si tu organización tiene un número importante de colaboradoras y más de una de ella es madre de recién nacidos, los espacios destinados a la recolección de leche materna son muy apreciados. Eso demuestra interés de la organización en sus empleadas y en el respeto de su rol como madre.

Reconocimiento: El ser humano es por naturaleza competitivo y busca aceptación social, es por esto que los programas de reconocimiento tienen un efecto movilizador dentro de la empresa. Reconocer no significa bonificar solamente con dinero, implica brindar un estatus de importancia a cada uno de los empleados y existen plataformas online que permiten este reconocimiento. Para que funcione, es importante tener claro los comportamientos positivos de la organización, cuáles son los valores empresariales y qué merece un reconocimiento público.