Jul 16
RosiPrado_NuestroMundo

ROSI PRADO DE HOLGUÍN “ECUADOR ESTÁ DE MODA”

SU EXPERIENCIA EN LA EMPRESA PRIVADA SIEMPRE ESTUVO LIGADA AL TURISMO Y, AHORA, COMO CABEZA DE ESE MINISTERIO, SU VISIÓN ES POSITIVA Y SOBRE TODO INTEGRADORA. 

Su agenda no tiene descanso desde que asumió el cargo en diciembre del año pasado. Viajes semanales a todas las provincias, reuniones fuera del país para la promoción y la constante coordinación con su equipo son parte de las obligaciones que no dan tregua en su itinerario. 

“Han sido semanas de acción: jueves en Guayaquil, viernes en Machala, sábado a Pujilí, el domingo a Baños y a Patate, el lunes en Quito, martes nuevamente a Guayaquil para la macro rueda… ¡esto es cosa seria!”.

Pero Rosi está acostumbrada, desde hace 44 años, a ese ritmo vertiginoso y multifacético. Tuvo, durante cinco años, una página dominical de turismo en un reconocido periódico capitalino. Trabajó 29 años en American Airlines, 15 meses en una aerolínea nacional, fundó el buró de convenciones de Quito, ha trabajado en televisión, fue gerente y representante legal de AWT S. A. Group, gerente de ventas de pasajeros y carga de Eastern Airlines, entre otros cargos que le han dado “cancha” para moverse con solvencia en este nuevo reto. 

¿Cómo ve, de manera macro, al turismo nacional? Creo que nos merecemos más. Son apenas 1’400.000 visitantes al año, aproximadamente, y Ecuador tiene potencial para mucho más. El turismo tiene que ayudar a conseguir más empleo para los ecuatorianos, quienes deben estar preparados para eso y, por ende, los turistas bien atendidos. 

Aún hay mucho por hacer. No hay que ver al pasado, pero evidentemente una de las fallas era la conectividad. Se fueron Lufthansa y Air France, esta última que ya volvió después de 25 años, con tres vuelos a la semana. Es un vuelo destinado a funcionar para el verano (de mayo a septiembre), pero hay el compromiso para mantenerlo a largo plazo; se debe trabajar mucho. 

¿Cómo se trabaja en cuanto a destinos y promoción? En el caso de Air France, invitamos a los 60 operadores más importantes de Francia y llevamos operadores turísticos ecuatorianos a sus oficinas en París. ¡Es una cadena de valor que funciona bien! Presentamos los tesoros de Ecuador (Galápagos, Mashpi, el Oriente, entre otros) y los vuelos empezaron a llenarse; en un mes tuvimos 10.000 bookings adicionales. Air France, entonces, extendió los tres vuelos a la semana durante todo el año. Eso es el ejemplo de que un trabajo coordinado es exitoso.

Y hay más, Air Canadá anunció su venida para diciembre, para aquellos que desean huir del frío del norte. Estamos trabajando justamente para que vean el potencial y se extienda ese vuelo más allá de marzo. 

En términos de inversión, ¿de cuánto estamos hablando? Tenemos convenios de cooperación con las líneas aéreas y es un esfuerzo de promoción conjunta. Nosotros cubrimos el 50%. 

Eso conlleva una responsabilidad enorme para generar resultados… La ventaja es que nuestro país está en un momento especial. Creo que, con todas las acciones del Gobierno actual, estamos moviéndonos y abriéndonos al mundo. Tenemos acuerdos, el comercio exterior está creciendo mucho y estamos ofreciendo productos nuevos. Ecuador está de moda. Hay interés por buscar el destino, por saber más de nosotros.

¿Cómo se lo vende a Ecuador? ¿Cuál es la estrategia que se ha implementado? La estrategia es vender un Ecuador de cuatro mundos: la Amazonía, los Andes, la Costa y Galápagos, que es la joya de la corona, pero necesitamos unir su potencial a la marca país. Nuestro nombre es la carta de presentación: simplemente “Ecuador”, para evitar tanta confusión y eslóganes que ya no usamos. Y, en el área gastronómica, usamos “Ecuador Exquisito”.

¿Cómo se trabaja con los gobiernos seccionales, especialmente, con las ciudades principales? Sobre todo, cuando la estadía promedio en Quito es realmente baja para lo que debería tener una capital.

Tenemos una estrategia especial, que no es secreta, pero está por aprobarse. Estamos buscando cómo llegar a consensos, porque tenemos que hacerlo con el gobierno de Galápagos. Los turistas que vienen a las islas pasan una noche ya sea en Quito o Guayaquil y se van; al regreso es lo mismo: una noche y vuelven a sus destinos. El costo de ingreso al Parque Natural es de $100 para los extranjeros y $6 para los nacionales. La propuesta es que, si los turistas (extranjeros) se quedan una noche más en el continente —es decir, tres noches— el costo de su ingreso será de $200. Y si su estadía es menor, el costo será de $400. Y, en lo que respecta a los nacionales, se incrementará a $50. 

Abordando el tema de Galápagos, ¿cuáles son las acciones para proteger a las islas de los buques pesqueros provenientes de China? El Ministro de Defensa tiene un plan para reunir buques de Colombia, Perú, Chile, Ecuador, para demostrar que estamos defendiendo nuestro mar en las Américas. Estamos trabajando en conjunto. Estuvimos en el gabinete binacional con Chile y se firmaron ya los convenios. Siempre se busca precautelar la seguridad de nuestros turistas, pero también defender nuestra soberanía. 

Desde su gestión, ¿cuál es el mayor reto a conseguir? Desde el primer día que llegué, tuve claro que este Ministerio tiene que ser el más importante en el gabinete. Es el futuro del país. No puede ser que mantengamos una Ley de Turismo del 2002; y para eso tenemos ya el proyecto en borrador de esta ley, que estamos trabajando con la Presidencia y debe llegar a la Asamblea. Trabajamos para mejorar el Reglamento de Alimentos y Bebidas, así como el alojamiento no formal, que está afectando la ocupación de los hoteles, entre otros temas.

Son planes positivos, pero ¿es posible realizarlos? ¿Le va a alcanzar el tiempo? Yo estoy acostumbrada a otro ritmo y eso me ha obligado, incluso, a realizar cambios en gente y planes cuando no se concretan. Hay que tomar acciones. Este año, por ejemplo, se firmó un convenio con el alcalde de Patate y, con eso, anunciamos que el 13 de septiembre de 2019 tendremos nuestro primer “Pueblo Mágico”. Era un objetivo planteado y ahora lo tendremos.

¿Cuáles son los requisitos para tener un “Pueblo Mágico”? Es una franquicia mexicana y, por lo tanto, hay que seguir reglas y estándares. Son 15 requisitos y tenemos dos que debemos afinarlos. Pero es ya una grata realidad, porque entramos a la Red de Pueblos Mágicos y, por lo tanto, a la promoción internacional.