Abr 26

Ramón Miró: “HAS-DC aporta experiencia operacional al Aeropuerto de Quito”

El Presidente y Gerente Financiero de HAS-DC revela las claves del éxito administrativo y operacional del Aeropuerto Internacional Mariscal Sucre, cuya concesión está en manos de la Corporación Quiport.

Uno de los ‘secretos’ del éxito en el manejo del Aeropuerto Internacional Mariscal Sucre de Quito es que Corporación Quiport cuenta con un grupo de accionistas líderes en la industria. Es el caso de HAS-Development Corporation, una compañía sin fines de lucro, afiliada con el Sistema Aeroportuario de Houston (HAS, por sus siglas en inglés) que lleva muchos años participando directa e indirectamente en concesiones y transacciones de esta índole en el ámbito aeroportuario internacional.

HAS administra los tres aeropuertos de la ciudad de Houston: el aeropuerto George Bush Intercontinental, el aeropuerto William P. Hobby y el aeropuerto Ellington, en el que se desarrolla el proyecto Houston Spaceport.

Además de su participación en Quito, HAS-DC está involucrado en los aeropuertos internacionales de Barranquilla, en Colombia y San José y Liberia, en Costa Rica.

Ramón Miró es el representante de HAS-DC en Corporación Quiport y Nuestro Mundo conversó con él sobre el desarrolo aeroportuario.

¿Cuál es su principal fortaleza?

HAS-DC tiene la habilidad de poder aportar en las áreas técnica, financiera y operacional, apalancándose en las relaciones, experiencia y el nivel profesional altamente competente que tenemos, siempre trabajando de la mano de nuestros socios y de la gerencia en cada proyecto en el que estamos involucrados.

© Quiport

© Quiport

¿Cuál es el aporte de HAS DC en el proyecto del Aeropuerto Internacional de Quito?

Actualmente HAS-DC aporta experiencia operacional al Aeropuerto de Quito, pero estamos muy involucrados desde el inicio mismo del proyecto. Personal de HAS vino por mucho tiempo a apoyar en todo tipo de áreas como consultores y algunos de nuestros mejores ejecutivos se incorporaron directamente por muchos años al proyecto para sacarlo adelante. Estimamos que el aporte de HAS podría corresponder a unas 27,000 horas laborales en este proyecto.

No olvidemos que el compromiso inicial fue de invertir, mejorar y operar el antiguo Mariscal Sucre mientras se diseñaba y construía el nuevo.  Hace poco cumplimos cuatro años de operar el nuevo aeropuerto, y aquí seguimos.

Además, al principio, cuando se estaba estructurando el proyecto, ocurrió la tragedia del 11 de septiembre del 2001. Entre otros problemas, esto afectó dramáticamente el financiamiento de este tipo de proyecto. En ese momento HAS-DC fue fundamental en cuanto a la obtención de una nueva solución financiera, lo cual nos permitió sacar el proyecto adelante.

¿Cómo evalúa el desempeño del sector aeroportuario de América Latina?

La respuesta es compleja, dado que varía mucho dependiendo de los diferentes países y modelos de desarrollo. Aún hay mucha oportunidad de crecer y de mejorar infraestructura. Por ejemplo, a medida que sigan creciendo las aerolíneas de bajo costo, de que evolucionen las economías de los distintos países, y de que sus gobiernos apoyen este tipo de desarrollo, las cosas mejorarán.

¿Cómo ve personalmente la evolución del aeropuerto de Quito en un entorno aún por desarrollar como es América Latina?

Extremadamente bien. El Aeropuerto Internacional Mariscal Sucre es un orgullo para nosotros, y ojalá así lo sea para todos los quiteños y ecuatorianos. A pesar de los ciclos económicos y políticos, el desempeño del aeropuerto de Quito ha sido muy bueno. Vale reconocer que la mayoría de los empleados son ecuatorianos, y que hacen una muy buena labor.  Como todos sabemos, un aeropuerto puede ser no solo un gran catalizador económico sino también una fuente importante del desarrollo de una marca país. Muchas veces es la primera y última cosa que ve un extranjero. En este sentido, seguimos muy comprometidos con el aeropuerto.

Esperamos sinceramente que el aeropuerto continúe creciendo y cosechando éxitos, como lo ha logrado gracias al gran equipo que tenemos.