Feb 06

New Orleans, ¡se alista para el Mardi Gras!

Por: María José Troya

El aire festivo y místico le da a esta ciudad una identidad única dentro de Estados Unidos por sus ancestros españoles, franceses y afroamericanos. Diviértase, coma, beba y festeje en el Carnaval de la ciudad más alegre de EE.UU.

Los habitantes esperan con ansias esta celebración; probablemente la más representativa de la ciudad. Esperan tanto esta fiesta que usted verá remanentes coloridos de la decoración durante todo el año en las casas y en los locales comerciales.

El Mardi Gras parecería que marca el ADN de la ciudad, y es que, la vibrante vida nocturna de New Orleans es un anzuelo para quienes buscan celebraciones imparables, llenas de color y también de excesos. Sin embargo, hay mucho más que eso: el carácter amable de su gente y una gastronomía desbordante de sabores y mezclas resultan ideales para los sibaritas.

El Mardi Gras es una oportunidad de conocer la esencia de sus habitantes. Decenas de carros festivos impactantes recorren la ciudad durante una semana. Miles de personas se agolpan en las avenidas para ser testigos de este despliegue de color y de regalos que son lanzados a los más entusiastas.

Consejo: madrugue, consiga una buena ubicación y maravíllese con el espectáculo diario.

MardiGras_Shutterstock

Para los jóvenes turistas: el punto de encuentro está en Bourbon Street, en el barrio francés. Cientos de bares y restaurantes abren desde muy temprano para unirse a esta celebración.

Bájese el App: la locura del Mardi Gras colapsa el tránsito por lo que siempre es recomendable bajarse la aplicación que lleva el mismo nombre para saber las actividades, horarios, vías habilitadas, conciertos y actividades gratuitas de la ciudad.

Compre collares –beadsmulticolores y únase a esta celebración única del Carnaval. Generalmente estos collares son lanzados desde los balcones del Centro de la ciudad a los disfraces más vistosos como a los personajes más desinhibidos que transitan ofreciendo bailes y sensualidad.

Si no quiere subir a un balcón ni hacer malabares desde la calle, igual le recomendamos comprar estos collares para estar a tono con la fiesta que alegra cada rincón.

Camine por Frenchmen Street: en la mañana es una locura visual con miles de disfraces creativos de artistas. El aire bohemio y multicolor de este barrio resulta fascinante. No se asuste si se encuentra con las extravagancias de sus moradores: ellos siempre están vestidos para impresionar. Déjese encantar por los bares de jazz, la mayoría son de entrada gratuita.

¡A comer! La cocina de la ciudad conserva su esencia creole y de ahí salen los mejores platillos: K Paul’s: un menú completo de la mejor cocina cajún: Gumbo y Jambalaya. (Chartres 416.) Irene’s: aquí están las mejores ostras: un platillo que es común en la ciudad. El bar tiene un ambiente clásico y una barra impresionante para un maridaje ideal. (Bienville 529) Mother’s: aquí están los mejores sánduches Po’ Boy. Un emparedado potente típico pescado, carne o mariscos rostizados. (Poydras, 401.)

Un poco de relax: La ciudad se contagia por semanas de este aire festivo, por lo que, si desea combinar otra actividad, el puerto de New Orleans es uno de los más concurridos para los amantes de los cruceros. Varias líneas salen desde ahí hacia múltiples destinos.

El infaltable recorrido por el Misisipí: disfrute de un paisaje único en los barcos a vapor que en época de Carnaval ofrecen tours de disfraces, con fiesta, comida y músicos de jazz en vivo. La experiencia es inolvidable.

Cuándo: la última semana de febrero hasta el 5 de marzo. Reserve su pasaje y su estadía con antelación.