Abr 02

MUJERES: CLAVE DEL ÉXITO EMPRESARIAL

Por: Laura De Grado

La diversidad y la inclusión se han convertido en un factor fundamental a la hora de valorar una empresa. Así lo demuestra un estudio elaborado por reputation institute, que coloca a la equidad entre las 10 macrotendencias que más afectarán la reputación de las compañías en el 2020.

Según el informe que analiza las macrotendencias que más afectarán las percepciones de clientes, empleados o accionistas, las empresas son cada vez más juzgadas en términos de igualdad.

“La desigualdad de género en el lugar de trabajo, la diversidad y las políticas de inclusión son noticias de apertura en medios y forman parte de las expectativas crecientes”, dice el Estudio de Macro-Tendencias en Reputación 2020, de acuerdo con el cual la inclusión es una “nueva métrica de evaluación”. Además, la desigualdad puede bajar la reputación de una empresa hasta en 15 puntos.

De este modo, para conseguir los datos, Reputation Institute ha analizado 25 industrias, más de 7.600 compañías en 55 países y ha llevado a cabo más de 200 entrevistas a altos directivos en compañías líderes en reputación de Norteamérica, EMEA (Europa, Oriente Medio y África), Asia y América Latina.

Seguridad de los datos y responsabilidad social

Elevar el propósito de la empresa más allá de productos y servicios, proteger la seguridad y la privacidad de los datos, e invertir de manera responsable son las tres macrotendencias que más afectarán la reputación de las compañías. Junto a estas, y muy en la línea de los cambios sociales que marcan los merca- dos, otras incluyen: el impacto de la tecnología, el cambio climático, los influencers, así como la desconfianza en las grandes instituciones. De este modo, cierran el ranking la sostenibilidad y el abastecimiento responsable, el activismo del CEO y la igualdad, tanto como la diversidad y la inclusión en décima posición.

Por ejemplo, Goldman Sachs ha tomado ya cartas en el asunto. El grupo bancario no ayudará a salir a bolsa a ninguna empresa europea o estadounidense —a partir de julio— que no tenga al menos un miembro diverso en su junta directiva, preferiblemente una mujer.

La decisión llega tras analizar los resultados de corporaciones que, en los últimos años, han lanzado ofertas públicas de acciones en Estados Unidos, y constatar que a aquellas con presencia femenina les ha ido significativamente mejor.

“A partir del 1 de julio, en Estados Unidos y en Europa, no vamos a sacar a bolsa ninguna empresa a menos que tenga como mínimo un candidato diverso en la directiva, centrándonos en mujeres”, aseguró el consejero delegado de Gold- man Sachs, David Solomon, en una en- trevista con el canal financiero CNBC.

Perder para ganar a la larga

La intención de Goldman Sachs, donde cuatro de los 11 miembros de su junta son mujeres, es requerir para 2021 un mínimo de dos, explicó Solomon desde el Foro de Davos (Suiza). Según el máximo ejecutivo del banco, recientemente, unas 60 compañías han salido a bolsa en Estados Unidos y Europa con juntas formadas exclusivamente por hombres blancos.

“Puede que perdamos algo de negocio, pero creo que a la larga este es el mejor consejo que podemos dar a empresas que quieran dar retornos de calidad a sus accionistas”, apuntó Solomon.

A su juicio, uno de los factores que explican la falta de diversidad en muchas juntas es que la mayoría de los candidatos son elegidos entre personas que ya han trabajado como ejecutivos de otras empresas, lo que cierra el camino a muchas mujeres. Solomon apuntó que Goldman Sachs está dispuesta a ayudar a clientes a encontrar candidatas adecuadas.

LA DECISIÓN DE GOLDMAN SACHS LLEGA TRAS ANALIZAR LOS RESULTADOS DE LAS COMPAÑÍAS EN ESTADOS UNIDOS, Y CONSTATAR QUE A AQUELLAS CON PRESENCIA FEMENINA LES HA IDO SIGNIFICATIVAMENTE MEJOR.