Mar 12
Quiport_NuestroMundo

MEGATENDENCIAS SEIS PAUTAS QUE MARCAN EL CAMBIO GLOBAL

A fines del año pasado, 10 expertos del Aviation Strategies International (ASI) —una firma de analistas internacionales con base en Canadá— publicaron el libro Global Megatrends and Aviation – the path to future-wise organizations. El texto define las seis megatendencias que afectarán el futuro de la aviación a escala mundial. Pierre Coutu (presidente y fundador de ASI), Christophe Bouchaud (vicepresidente de tecnología de ASI), y Gordon Hamilton (vicepresidente de ASI), tres de sus autores, visitaron Quito para compartir su conocimiento en el seminario “Megatendencias globales y su impacto en la aviación”, organizado por Corporación Quiport a fines de enero.

¿QUÉ ES UNA “MEGATENDENCIA”?

El término megatendencia global se ha convertido en una palabra que describe las corrientes o los factores de cambio, que implican una variación sustancial en el progreso de una sociedad o de cualquier campo y actividad. Hace referencia a una fuerza global con el poder de cambiar el mundo entero.

Hace dos años nos dimos cuenta, por trabajar con nuestros clientes en todo el mundo, de que hay poca discusión acerca del futuro y, sobre todo, de lo que llamamos las megatendencias, que no solo afectarán a la aviación, sino también a todas las empresas de cualquier rubro durante los siguientes 20 años.

¿CUÁLES SON LAS MEGATENDENCIAS?

Identificamos seis megatendencias principales: el cambio climático, el cambio demográfico, la urbanización rápida, las nuevas tecnologías, el cambio de poder económico y la mayor conectividad global.

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE QUE SE CONSIDEREN LAS MEGATENDENCIAS EN LOS NEGOCIOS?

Partamos de un ejemplo puntual: el cambio climático. Se ha llegado al consenso de que, sin importar qué acciones se tomen de aquí en adelante, la temperatura promedio mundial se elevará 1,5 grados centígrados. Como gerente, debo pensar en qué acciones puedo tomar para mitigar los efectos negativos de esta incidencia y, por otro lado, encontrar qué oportunidades pueden surgir a raíz de ese cambio.

En Canadá, antes era imposible cultivar uvas, pero hoy ya existen viñedos y producción vinícola. Agricultores de todo el mundo tendrán que prepararse para cambios no solo de temperatura, sino también en el tipo de cosecha que siembran, las sequías y más. Esto no se limita únicamente a la agricultura, cada incidencia de una megatendencia tendrá necesariamente repercusiones en todas las industrias.

¿CÓMO SE RELACIONAN ESTAS TENDENCIAS ENTRE SÍ?

No debemos estancarnos únicamente en una de las megatendencias. Son seis y se correlacionan entre ellas. El mundo de hoy es mucho más urbanizado que antes; la gente del campo se está mudando a las ciudades y eso se traduce, por ejemplo, en congestión y tráfico, pero también en mejor empleo y mayores oportunidades. Por consiguiente, se mejora también el PIB y el acceso a los recursos.

A la vez, tenemos una incidencia con otra megatendencia: la interconectividad global. Al mejorar el acceso a los servicios y los bienes tecnológicos, la población está más interconectada, no solo localmente. Con el avance demográfico de la edad de poblaciones que han logrado cierto estado económico —y cada vez son más—, también se desarrolla un crecimiento en el turismo. De la misma manera, como efecto de la transferencia del poder económico a países antes considerados periféricos, se desarrollan no solo nuevos destinos turísticos por descubrir, sino también grupos enteros con los recursos para viajar por el mundo.

¿CUÁL ES EL MAYOR RETO EN LA INDUSTRIA DE LA AVIACIÓN?

El mayor reto, sin duda, es la regulación. Los reguladores están abstraídos de los desafíos de hoy en día y deben encontrar mecanismos para controlarlos. Difícilmente tienen el tiempo o los recursos para proyectarse al futuro, y pensar cómo el desarrollo tecnológico, la rápida urbanización, la conectividad global y las demás megatendencias presentarán retos que nunca antes se habían pensado. Imagínese un Uber aéreo; en un futuro no muy distante, tendremos drones transportando personas por el aire. Por lo tanto, si los reguladores no adelantan su forma de pensar, estarán siempre retrasados sin poder alcanzar el cambio.