Oct 10
medellin_NuesrtroMundo

MEDELLÍN: EL ETERNO RENACER

LA CIUDAD SOÑADA, TIERRA CÁLIDA DE GENTE TRABAJADORA, FAMOSA POR LA BELLEZA DE SUS MUJERES Y POR SU EMPUJE INCANSABLE FRENTE A LA ADVERSIDAD.

Por: María José Troya C.

A pocos kilómetros del Aeropuerto Internacional José María Córdova, en la localidad de Rionegro, ya se ven algunos nuevos proyectos inmobiliarios de lujo que han empezado a erguirse —como una extensión de Medellín— y que apuestan por ser el nuevo lugar ideal para vivienda de una clase más acomodada El sector de la construcción en Antioquia aportó 10,8 billones de pesos al PIB en 2018.
Sin embargo, esta expansión, no ha impedido que el corazón de la ciudad se mantenga intacto. La vida nocturna, cientos de ofertas de actividades para el día, las ferias, el arte, entre otros elementos palpables, hacen vibrar al turista y a los inversores que ven en esta ciudad lo que es el verdadero progreso con sentido para sus habitantes.
Medellín no deja de sorprender. La historia, marcada con sangre y dolor, no ha mermado el espíritu de su gente. El verdor de la carcasa en donde se acomoda sorprende por el orden de sus construcciones: ladrillo visto y una atmósfera acogedora que es bien conocida en el mundo, tanto como por el sistema de movilidad de primer nivel, el comercio creciente y su industria imparable. De los 853,9 billones de pesos del Producto Interno Bruto (PIB) de Colombia en 2018, Antioquia aportó el 14,6 %; es decir, 125,4 billones de pesos, según el informe preliminar del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane).
Y es que lo peor ya pasó. Son cuatro décadas, aproximadamente, del período más oscuro de su historia, pero —a diferencia de otras ciudades y países— Colombia no ha olvidado el pasado que se ha convertido en la mejor catapulta para el futuro. La crudeza del terrorismo vivido es un tema siempre sensible, pero es parte del discurso cotidiano del paisa frente a los visitantes: es su manera de poner en perspectiva cuánto han avanzado hasta convertirse en una de las metrópolis más visitadas en Latinoamérica.
En el frente turístico, tuvo una cifra histórica de visitantes en 2018: 823.247; así se convirtió en el año de mayor crecimiento según el informe del Sistema de Indicadores Turísticos de Medellín y Antioquia (SITUR). Solo para la temporada de verano 2019, se espera un promedio de 60.000 visitantes. Estados Unidos, Perú y Panamá son los países con más interés en conocer la capital antioqueña. En el caso del sector hotelero, este ha despuntado en varios segmentos: la ocupación en el Poblado (uno de los sectores de clase media y alta) está al 65%, mientras que en el Centro está al 47%. Esto, sin duda, ratifica el interés por mantener activos todos los sectores urbanos, con ofertas en atractivos y precios para todos los estratos.
Para los expertos, la diversificación y la especialización de la estrategia turística es parte del éxito alcanzado por Medellín: hay turismo de compras, convenciones, negocios, emprendimientos, moda, así como dirigido a la industria textil, al arte (gracias al gran compendio de obras de Botero), incluso, religioso, entre otros. Sin embargo, para lograr resultados consistentes, el trabajo político continuo —más allá de un partido— ha sido la piedra angular de este renacer.

LOS PROYECTOS SON DE CIUDAD

En una entrevista exclusiva para Nuestro Mundo Air Magazine, otorgada en el marco de la celebración de la edición 30 de Colombiamoda, el actual alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, develó parte de su estrategia frente a la ciudad y sus expectativas para los habitantes.

Tomando en cuenta que el período de la alcaldía dura cuatro años sin posibilidad de reelección, ¿cómo ha enfocado sus prioridades y la continuidad en el trabajo para la ciudad?
Aquí, lo que hemos hecho es construir un proyecto colectivo. Y, justamente, lo que ocurrió después de los momentos más difíciles —después de la década de los noventa— es que logramos trabajar en equipo: tanto el sector privado como el público, la universidad y la sociedad en general. Esa dinámica no se ha deteriorado con el tiempo y cada vez está más afianzada, porque el pasado nos afectó a todos.
No tenemos proyectos de gobierno sino de ciudad y eso es importante, porque no se pueden ver truncados los sueños ni el desarrollo de una urbe por los cambios de administrativos. Por ejemplo, yo llegué a la Alcaldía con el apoyo ciudadano; yo no llegué con ningún partido político, me lancé por firmas. Fui concejal de Medellín durante ocho años —en dos períodos—; y lo importante es que, independientemente de si hay o no afinidad con gobiernos anteriores, hemos tenido claro que los temas importantes deben continuar más allá de cualquier cosa. Es por eso que no tengo recelo de mirar atrás y aprender, de ser consecuente con lo se ha hecho bien con la ciudad.
También sabemos que la inversión social se realiza donde se necesita y no necesariamente donde obtuvimos los votos. Eso quiere decir que el mapa social es más importante que el político, y este proceso de ciudad ha continuado a lo largo de los años y, seguramente, va a seguir así. Yo tengo cuatro años de gobierno y trabajaremos el doble para que parezca una alcaldía de ocho.

En ese aspecto, ¿cómo consolidar una buena relación y entendimiento con la ciudad entera, justamente, cuando hay sectores que son prioritarios?
Eso se logra con confianza. Eso hay que construir todos los días y lo hemos logrado con cada una de las comunidades. Además, en el área que más invertimos es en la educación; esa es la clave y es un aspecto integral que nos sirve a todos. En realidad, es la única forma para superar las brechas sociales y, especialmente, el círculo vicioso de violencia y pobreza. En el caso del ecosistema moda, en el contexto de Colombiamoda, es un ejemplo que una feria tan importante se realice ya 30 años. Hoy genera el 19% del empleo formal en la ciudad: cuando hay un objetivo común, todo sale bien.

¿Cómo se trabaja con el gobierno central? Pues siempre hay ciudades que son más visibles o necesitadas que otras…
Lo primero es que somos colombianos, y el orgullo de eso va igual de marcado que ser antioqueño y paisa. Trabajamos muy bien con el presidente Duque, con quien tenemos magnífica relación. Considero que es muy buen presidente, buena persona y bien intencionado. Por supuesto, para él, es importante que le vaya bien a Medellín como a cualquier otra ciudad. Con el gobierno nacional trabajamos y financiamos en conjunto el Centro para la Cuarta Revolución Industrial. Esta es la prueba de que se puede y se debe trabajar en equipo.

El eslogan actual de la ciudad es “Medellín cuenta con vos”. ¿Cuál ha sido el impacto de esta propuesta?
Increíble. Esto explica a la gente que no solo hay que esperar algo de la Alcaldía, que obviamente tiene una responsabilidad inmensa, sino que le decimos que puede hacer mucho con sus acciones: con cultura ciudadana, con buen comportamiento, etc., puede contribuir con su ciudad.

El metro de Medellín es un ejemplo en Latinoamérica, muchos alcaldes y gobernantes han venido a visitarlo para conocer mejor cómo lograron estructurar este sistema…
Es una maravilla. El metro es uno de los grandes símbolos de Medellín y lo más importante no solo es la infraestructura, sino que es la cultura “metro” la que ha llegado a cada una de las zonas de la ciudad. Se han conectado especialmente los barrios más vulnerables, a través del metro, los sistemas de cable aéreo (Metrocable), el tranvía, los carriles Solo Bus, un sistema amigable que mejora la calidad de vida a toda la gente.

Si pudiera compartir sus estrategias para la consecución de objetivos, ¿cuáles serían las principales?
Es una buena pregunta, porque nos hace reflexionar sobre cosas que tal vez son inherentes a lo que hacemos. Pero creo que, primero, se debe tener claro que el pasado es el que ha marcado nuestro presente y nuestro futuro. Haber sido la ciudad más violenta del mundo y haber tocado fondo como sociedad, hizo que nos levantáramos nosotros mismos y saliéramos adelante. Más allá de gobiernos, son los ciudadanos los que marcamos el ritmo.
Creo que, además, cuando uno tiene la responsabilidad sobre una ciudad, se debe entender a plenitud lo que eso implica y tener claro que el objetivo siempre es mejorar la calidad de vida de la gente; a partir de eso, se arma un mapa de acción.
No hay fórmula mágica, pero hay fórmulas certeras, como el trabajo en equipo. Eso es lo más importante que le ha pasado a la ciudad: lo público, lo privado, la academia y la ciudadanía junta, por un fin común.
Debo decir que aquí se trabaja mucho con el sentido de pertenencia. Tú te encuentras con una ciudadanía que ama a Medellín, la llevan a donde van y, por eso, lo mejor de aquí es la gente.

El alcalde Federico Gutiérrez durante una conferencia con 3.000 emprendedores, durante la segunda edición de la Feria Interactuar, que se realizó en el Centro de Convenciones Plaza Mayor. Bajo el lema “Tejiendo Relaciones”, concentró en un mismo espacio a emprendedores, proveedores y clientes potenciales.

Según los datos publicados en la página oficial de Inexmoda, la edición 30 tuvo a  350 medios de comunicación, la ciudad tuvo una ocupación hotelera del 82% y dejó $12 millones de dólares, según Secretaria de Industria y Turismo. Desde la empleabilidad, esta Feria le abrió las puertas a 3.315 empleos directos e indirectos quienes trabajaron para hacer esta Feria posible.