Jun 11
Nomadas-Canggu Bali-Community managers-Digital Nomad-Juan Carlos Rodriguez-digitales-Nomadlist-Remote Year-Tsugio Makimoto-videollamada-web Remoters-work and travel 2

Los nómadas digitales: trabajar para viajar ligeros de equipaje

Ya no hay limitantes ni fronteras. Cada vez son más las personas y empresas que se unen a esta modalidad que ha cambiado el concepto de enraizarse en un lugar o en un trabajo. Ser y sentirse libre es posible.

Hace algunos meses conocí una pareja de argentinos que trabajaban desde muy temprano. Compartimos el mismo hostal de mochileros, sin embargo ellos no estaban, al menos esos días, de vacaciones. Fide y Clara pertenecen a un instituto On Line de idiomas. Antes de las 06:00, aún con sus pijamas, una taza de café junto a sus portátiles, audífonos y mucha concentración, imparten clases de vocabulario y conversación a estudiantes que están al otro extremo del planeta, a través de una videollamada. El valor agregado a todo esto era el escenario de fondo, una hermosa playa de mar azul, con olor a amanecer, llena de naturaleza desde un cómodo bungalow.

Para ellos, su oficina es el mundo; son profesionales que usan las nuevas tecnologías para trabajar donde se encuentren, lo que les permite viajar y tener tiempo para relacionarse con diferentes culturas, conocer otras personas en su misma situación, y además compartir espacios de coworking.

Tsugio Makimoto fue el primero que utilizó este término en 1997 en su libro “Digital Nomad”, en el que realizó además varias predicciones. En corto plazo manifestó que las personas trabajarán de forma remota y se dedicarán a viajar. Y que a largo plazo se crearán tribus basadas en intereses y lo que conocemos como naciones limitadas por su espacio físico, dejarán de existir. La conclusión final del libro es que la gente podrá libremente preguntarse ¿Soy un nómada o prefiero quedarme en un solo lugar?

A partir de esta nueva tendencia, el joven holandés Pieter Levels creó  Nomadlist, un portal web de pago que brinda un listado de destinos especializados para personas que trabajan de forma remota. Estos se filtran de acuerdo al coste de vida, acceso a Internet, seguridad, nivel de inglés, etc. El portal, además, hace un ranking anual de los destinos favoritos de los nómadas digitales para vivir y trabajar, poniendo en los cinco primeros lugares a ciudades como: Canggu Bali, Budapest, Bangkok, Barcelona y Medellín. Según este portal, en menos de 20 años habrán más de 1000 millones de nómadas digitales alrededor del mundo.

Para Fede y Clara el éxito laboral no se mide solamente en la recompensa económica que reciben a cambio de su trabajo, se cuantifica con el tiempo que tienen para movilizarse donde ellos quieran. Este elemento es el que hace una gran diferencia del tele-trabajo, una modalidad que muchas empresas aplican con sus funcionarios, con la facilidad de que ellos puedan trabajar desde su casa, pero muchas veces cumpliendo un horario fijo. 

Tener tiempo es la nueva riqueza de este siglo. Viajar y trabajar desconectado de una oficina es el nuevo anhelo.

El nómada digital, por lo contrario, planifica los lugares que visitará al año, muchas veces con la ayuda y a través de diferentes herramientas tecnológicas como Remote Year, un web site que provee de programas completos de cuatro o doce meses de work and travel,  en más de 18 ciudades, 16 países y en 5 continentes,  para profesionales que están dispuestos a viajar en grupo con integrantes que comparten los mismos intereses, que intercambian experiencias profesionales que les permitan su desarrollo, mientras todos trabajan de manera remota.

Esta tendencia fortalece otras plataformas existentes de servicios turísticos más accesibles al bolsillo como: Airbnb, plataforma que permite encontrar alojamiento en casas particulares o alquilar apartamentos completos; BlaBlaCar, web europea que permite buscar un vehículo compartido para realizar viajes; VizEat, web que permite reservar experiencias gastronómicas en casas de anfitriones particulares.  Trip4Real, portal que ofrece actividades organizadas por gente que vive en las ciudades para enseñar los rincones de la localidad.

Community managers, periodistas, blogueros, fotógrafos, diseñadores gráficos, desarrolladores multimedia, programadores, profesores de idiomas, son algunas de las profesiones con más oferta laboral de manera remota.  El portal web Remoters, es una agencia con más de 500 empresas que contratan en remoto. De acuerdo al informe del último año de esta agencia, los países que más contratan bajo esta modalidad son Estados Unidos y Reino Unido, a los que le sigue España, Canadá, y Alemania.

Nomadas-Canggu Bali-Community managers-Digital Nomad-Juan Carlos Rodriguez-digitales-Nomadlist-Remote Year-Tsugio Makimoto-videollamada-web Remoters-work and travel 1

© Shutterstock

Actualmente, debido al crecimiento de esta tendencia, países como Estados Unidos, han cambiado la forma de tributación de este tipo de ciudadanos, a través de programas como no tax-citizen.

La Unión Europea por ejemplo, atrae a los nómadas digitales a que establezcan su domicilio fiscal en alguno de estos países, a través de interesantes beneficios, sin ataduras tal y como un Nómada Digital busca, como por ejemplo que la residencia fiscal no dependa de la duración de tu estancia allí.

Los nómadas digitales no son solamente casos excepcionales de personas con trabajo remoto, es un fenómeno que está sucediendo producto de los profundos cambios sociales, laborales y tecnológicos, resultado de un mundo que cambia constantemente en función de la calidad de vida que cada persona desea tener.

Estos ciudadanos verdaderamente cosmopolitas poseen lo menos posible, pues los bienes para ellos son algo relativo,  prefieren el ser que el tener; se llevan consigo lo que su cerebro y el corazón sean capaces de transportar, todo con el objetivo de siempre viajar ligeros de equipaje.   

 

Por: Juan Carlos Rodríguez