Oct 25

Los mejores productos naturales para el cuerpo

A lo largo de nuestra vida, hemos recibido consejos de cómo mejorar ciertas condiciones de nuestra salud a través de la medicina natural. Sin quitarle validez a las recomendaciones sabias de la abuelita, hay que estar conscientes de que no todo lo consumido es bueno para todos los males ni para todas las personas.

Muchos de los medicamentos dentro de la industria farmacéutica tienen su origen milenario en la naturaleza; provienen de la madre Tierra como semillas, frutos, raíces, plantas. Con este conocimiento ancestral la gente cada vez se acerca a lo natural buscando obtener sanación a bajos costos y sin efectos secundarios.  

Para Xavier Tinajero, director de una empresa dedicada a la venta de fitofármacos y productos naturales explica que “el cuidado de la salud con productos naturales no es otra cosa que el envasar o empaquetar lo que se produce directamente sin transformarlo o sintetizarlo de manera química”. Por eso, su recomendación es buscar productos naturales que tengan registro sanitario y el aval de una marca reconocida en el mercado.

Un punto muy importante es que los productos naturales ayudan en la recuperación del organismo a largo plazo a diferencia de los que son procesados con químicos. Los naturales curan el organismo, ese es su objetivo. Crean además organismos para combatir bacterias o virus en el futuro. Los remedios naturales tienen un bajo costo convirtiéndolos en muy accesibles y de gran demanda también por su facilidad en el uso.

Para el estrés y la ansiedad

Las infusiones tomadas de dos a tres veces al día pueden ayudar a reducir la ansiedad. Estas pueden ser de toronjil con manzanilla, ya que el toronjil ayuda a calmar y relajar el sistema nervioso. Otra alternativa es la valeriana por ser un calmante natural que puede ser usado para combatir el insomnio, estrés, irritabilidad y ansiedad. Preparar una infusión de lechuga, ayuda a calmar y relajar, además de ayudar a mejorar la digestión.

Para el cuidado del rostro

La mezcla de aceites esenciales y vegetales es la alternativa natural y de bajo costo para reemplazar a las cremas de venta en el mercado. Lo ideal según los expertos, es que esta mezcla sea personalizada para tu tipo de piel.

La sal del Himalaya contiene muchos oligoelementos que pueden nutrir y regenerar la piel. Se la aplica al momento de realizar una exfoliación. También puede ser utilizada en tratamientos corporales en casa para aliviar alguna alteración cutánea como la dermatitis ya que el agua de mar es terapéutica. La cera de abejas es otra maravilla de la cosmética natural y es un elemento esencial para elaborar cremas naturales. Es antioxidante y tiene la textura precisa para las cremas faciales. Un huevo batido junto con miel es perfecto para nutrir e hidratar la piel.

Para el sistema digestivo

La retención de líquidos es uno de los principales males. El diente de león permite la eliminación de las toxinas a través de la orina, es un excelente depurador del hígado y el riñón. Es contraindicado para las personas hipertensas. Para eliminar la pesadez lo mejor son los antiácidos naturales como el jengibre o el fucus.

Productos Naturales – Shutterstock

Para las inflamaciones

La tendencia es utilizar antiinflamatorios naturales por su gran efectividad. La cúrcuma es reconocida como uno de los productos con mayor poder antiinflamatorio. Es tan efectiva como el ibuprofeno para tratar ciertas dolencias como la artrosis.

Cuidado del cabello

Probablemente es una de las partes del cuerpo que más atención ponemos las mujeres. El lucirlo sano y brillante forma parte de nuestra belleza y feminidad.

Aunque existe una gran cantidad de productos en el mercado, las alternativas más naturales son muy solicitadas. El limón y el aceite de oliva para luchar contra la caspa y un cuero cabelludo irritado provocado por una mala alimentación, estrés y el clima.

La acidez del jugo de limón ayuda a eliminar la caspa del cuero cabelludo mientras que el aceite de oliva ayuda a hidratar la piel.

Las amantes de la cerveza estarán felices, porque tendrán una razón más para consumirla ya que nutre, da volumen y fortalece el cabello fino. La miel un humectante natural, ayudará en la humedad del cabello por más tiempo. Los lácteos como el yogur son capaces de ayudar en la recuperación del cabello gracias al ácido láctico.

Para mantener unas uñas saludables

Mantenerlas sanas con la utilización constante de esmalte es un reto. A pesar de que las hace lucir cuidadas no permite que respiren, debilitándolas y manchándolas.

Debemos saber que su mayor estructura es proteína conocida como queratina y necesitan para crecer vitaminas A, B, C y E además de otros minerales y aminoácidos.

Un tratamiento de menta con manzanilla mejoran la apariencia de las uñas y detienen los problemas de resequedad y debilidad.

El ajo probablemente es uno de los tratamientos más populares para el cuidado y crecimiento de las uñas. Se encuentran en el mercado bases con ajo, aunque lo ideal es utilizarlo en su forma natural para fortalecerlas y evitar los hongos o infecciones.

Los aceites esenciales para la vida

La aromaterapia es una práctica terapéutica que ayuda a solucionar y combatir algunos problemas de salud. Los aceites están formados por el extracto de una planta, que puede ser escaso en la mayoría de los casos por eso sus precios son elevados. Cristina Muquinchi, aromaterapista clínica y experta en aceites esenciales afirma que para que el aceite dé resultados debe ser de primera extracción; ahí radica su alta calidad. Pueden ser utilizados para problemas hormonales, como en el embarazo o en la menopausia porque algunas plantas poseen fitoestrógenos. Lo recomendable, según la experta, es utilizarlo en inhalación obteniendo un 40% de su capacidad y un 90% si lo aplicamos en la piel. No recomienda la aromaterapia un como tratamiento único para curar enfermedades como el cáncer sino como un coadyuvante a la medicina tradicional.

Los aceites esenciales sirven como tratamientos preventivos ya que tienen la capacidad de regenerar células al trabajar como antioxidantes.