Oct 28
Ecosistemas_NuestroMundo

LOS ECOSISTEMAS DEL EMPRENDIMIENTO

Por: José Luis Cañizares

Por: José Luis Cañizares

Es un hecho, la economía del emprendimiento y las startups están creciendo alrededor del mundo. La rápida evolución de la tecnología y la globalización han hecho que, cada vez más, nazcan empresas que alcanzan el éxito comercial con relativa rapidez.
Según la analista económica, Startup Genome (que desde el 2011 ha estudiado el entorno mundial del emprendimiento), entre 2016 y 2018, la economía global de las startups generó un valor de 2.800 billones de dólares.
Por supuesto, estas cifras no significan que la riqueza de los emprendimientos está equitativamente repartida por los cinco continentes; en realidad, las cunas de las empresas emergentes son tan específicas que no se centran en países, sino, más bien, en ciudades.
El icónico caso de Silicon Valley (Estados Unidos) es, sin duda, el más conocido. Las empresas más valiosas del mundo —Apple, Facebook, Google, Netflix, Adobe Systems, eBay, entre muchas otras— nacieron en esta meca de las startups tecnológicas. Esta ciudad, situada en Bay Area al norte de California, demuestra que tener acceso a la investigación de innovación tecnológica es, hoy en día, la clave para incubar emprendimientos con potencial de unicornio. De hecho, en 2008, Microsoft era la única empresa tecnológica que se encontraba entre las 10 más grandes del mundo; en la actualidad, siete del top ten lo son, y tres de estas nacieron en Silicon Valley.
En realidad, esta localidad estadounidense se encuentra tan presente en el ambiente del emprendimiento porque, aun cuando su máximo apogeo se remonta al final de la década del noventa y el inicio del milenio, Silicon Valley continúa siendo la primera ciudad del emprendimiento en el mundo, según el último “Global Startup Ecosystem Report” (elaborado por Startup Genome en mayo de 2019).
No obstante, en un futuro no tan lejano, se pronostica que no existirá una nueva Silicon Valley, sino 30. De esta manera, según el informe de Startup Genome, hay cinco ciudades —o ecosistemas— que concentran tanto capital de riesgo financiando startups como Silicon Valley tenía en su apogeo: Nueva York, Londres, Beijing, Boston y Shanghái.

Nueva York
Tiene un valor de ecosistema de 64.000 millones de dólares, con más de 9.000 startups, varios unicornios y más de 100 aceleradoras, incubadoras y espacios de coworking; lo que genera el ambiente propicio para el desarrollo de la innovación tecnológica. Con una población de 8,5 millones de personas, es una ciudad cosmopolita, donde alrededor del 50% de los trabajadores de tecnología son extranjeros.
Entre las principales áreas de desarrollo de emprendimiento, están la inteligencia artificial (IA), el big data y la analítica; con startups como Datorama, que fue adquirida en 2018 por 800 millones de dólares. Además, cabe destacar la ciberseguridad y las ciencias biológicas, con emprendimientos como Flatiron Health, que fue adquirido por Roche por 2.100 millones de dólares.

Londres
Con un valor de ecosistema de 47.000 millones de dólares, Londres se ha convertido en una ciudad con un ambiente muy llamativo para las inversiones de etapas tempranas; esto, porque pueden recuperar hasta 150.000 euros de reducción al impuesto a la renta. Además, desde 2019, se ofrece un programa especial de visado para emprendedores. Entre las áreas de mayor desenvolvimiento de las startups de este ecosistema, están las Edtech (tecnología de la educación) y las Fintech (tecnología financiera).
Por un lado, para 2021, se espera que Edtech (Reino Unido) alcance los 4.400 millones de dólares; en la actualidad, este sector ya produce 22.800 millones en exportaciones. Por otro lado, Londres produjo tres unicornios Fintech en 2018 y, hoy en día, el sector financiero emplea a más de 315.000 personas en la ciudad.

Beijing
El valor de ecosistema de la capital china alcanza los 142.000 millones; además, después de Silicon Valley, es la ciudad con la mayor cantidad de unicornios de tecnología. Alrededor de 9.000 compañías tecnológicas se centran en Beijing, incluidas Sina Corp y Lenovo. Esta se ha convertido en una perfecta opción para los emprendimientos, pues el Gobierno se ha comprometido a introducir 2.200 millones de dólares en capital privado para proyectos tecnológicos. Además, según Jordan Zhu, senior manager de Innoway, un gran aliado de la innovación en esta capital es el prominente recurso académico, pues “cada año, hay 200.000 graduados de tercer nivel”. Adicionalmente, la inteligencia artificial se encuentra entre los sectores más importantes de esta economía, pues es el hogar de más de 1.000 compañías de este tipo, lo que representa el 26% de toda China.

Boston
Con un valor de ecosistema de 42.000 millones de dólares, Boston se ha convertido en la tercera cuna más importante de las startups tecnológicas de Estados Unidos. Esta ciudad, entre sus beneficios para emprendedores, ofrece un crédito de impuestos por investigación y desarrollo (R&D tax credit), y un crédito para los impuestos federales. Esto la vuelve un centro de atracción para las empresas emergentes de todo el país. Asimismo, al tener acceso al talento de las universidades más prestigiosas del mundo, como MIT y Harvard, Boston es una de las grandes desarrolladoras de emprendimientos en robótica; sector que emplea a más de 4.700 personas actualmente. De hecho, este es el segundo ecosistema de robótica más importante del mundo

Shanghái
Esta localidad China, en realidad, ocupa el octavo puesto en el ranking mundial del Global Startup Ecosystem; sin embargo, ha sido uno de los centros más importantes para los inversores en los últimos años. Por ejemplo, su red de capital de riesgo incluye alrededor de 5.000 inversores y asociaciones ángel. Asimismo, su centro tecnológico —que tiene más de 400 instituciones de investigación y desarrollo— Zhangjiang Hi-Tech Park es usualmente referido como “el Silicon Valley de China”. Entre los sectores económicos de emprendimiento más interesantes, se encuentra el de los videojuegos, pues Shanghái es la matriz de más de 130 startups de este tipo; por este motivo, se espera que el sector de los videojuegos genere más de 15.000 millones de dólares para el 2020.

STARTUP GENOME CALIFICA COMO PILARES FUNDAMENTALES EN LAS POLÍTICAS DE ESTADO QUE GENERAN EMPRENDIMIENTOS SOSTENIBLES A: EL ACCESO AL CAPITAL, LA ENSEÑANZA DEL LIDERAZGO, EL ACCESO AL TALENTO, EL DESARROLLO DE HABILIDADES Y LA ESTRUCTURA INSTITUCIONAL.