Abr 02

Le Parc, la Joya

Calificado como una obra de arte, el nuevo proyecto está próximo a levantarse en el corazón de la capital: un edificio que supera lo extraordinario y promete convertirse en una experiencia nunca antes vivida…

Cuando el compromiso se une con la excelencia, el resultado es sorprendente. Ese es el caso de este nuevo sueño que empezará a construirse en Quito, gracias a tres mentes brillantes que han sabido apostar a Ecuador de manera firme y profesional.

Gabriela Sommerfeld, reconocida empresaria del sector turístico, hotelero y de aviación, y ahora líder de este proyecto; Christian Wiese, arquitecto de amplia trayectoria; y Adriana Hoyos, la diseñadora de interiores por excelencia, son la cara del proyecto. Ellos, junto a un equipo de profesionales de varias áreas, se consolidan como los gestores de una construcción única y, con seguridad, icónica para el país.

El nuevo edificio Le Parc, una ampliación que se unirá al actual hotel, es una promesa de lujo, detalles y exquisitez, que no deja de lado la calidez propia de un espacio que albergará a cientos de visitantes. En sus 18 pisos, se construirán suites, dúplex y lofts residenciales, un hotel cinco estrellas y oficinas, además de las más de 220 plazas de parqueaderos. Lo interesante de esta construcción es que los visitantes tendrán diferentes accesos a sus áreas, para que el flujo y la interacción no sean un problema. Cada diseño será acoplado a las diferentes necesidades de los públicos, tanto en decoración como en funcionalidad: un proyecto ambicioso, pero tan real y auténtico como quienes lo dirigen.

“Este sueño se lo tenía planificado desde hace 5 años y no se logró por diferentes causas. Fue entonces que, en 2018, se lanzó un concurso de ar- quitectura internacional y quien lo ganó fue Christian Wiese. Gracias a él y a su propuesta, resaltó la joya que ya es Le Parc, un hotel boutique de diseño de alto nivel. Se proyectará en 25.000 metros cuadrados llenos de detalle y sobriedad”, afirma Gabriela. No duda en resaltar más de las bondades que vienen con este in- mueble: “Aplica para la matriz de eco eficiencia y, si bien hay otros edificios multiusos, por decirlo de alguna forma, este eleva los estándares que existen actualmente por llevar calidad y servicio al negocio inmobiliario. Tendrá atención 24/7 en cuanto a alimentos y bebidas, lavandería, limpieza, espacios de coworking, kids y teens club; es decir, se propone al residente dedicarse a disfrutar de su vida y su entorno”.

Poesía pura

Il dolce far niente, dicen los italianos, y aquí será el lugar ideal para ponerlo en práctica. La terraza y la piscina (temperada y semicubierta) serán, con seguridad, el área favorita para los soñadores que deseen ver la Carita de Dios iluminando el agua y haciendo florecer a un majestuoso arupo que decorará el área. Y, como el espectáculo capitalino desde este punto debe admirarse por más tiempo, se colocarán observadores para deleitarse mientras otros descansan —o trabajan— en las salas lounge. El estilo zen predomina para la satisfacción. Beyond The Stars es su lema y, con esta ampliación, no solo van más allá de las expectativas, sino que mantie- nen su exclusividad con 30 suites ho- teleras, 107 residencias y 17 oficinas en 18 pisos más 7 de parqueaderos.

Para Gabriela, este nuevo proyecto ratifica la idea de que, para llegar lejos, hay que ir bien acompañado; por esa razón exalta a su equipo de trabajo, quienes más allá de ser reconocidos por su labor y atención al detalle, son personas de alta confianza y, sobre todo, de resultados.

Para Christian Wiese, el arquitecto e intérprete de las ideas de Gabriela, la mayor satisfacción ha sido unirse a dos grandes mujeres y acompañar un proceso de tan alta envergadura. “Un aporte, sin duda, a la economía del país”, dice y destaca que se visualizará la esencia de Park Avenue, en Nueva York; pues quiso trasladar el feeling que Gabriela le supo transmitir. En su inspiración, también incluyó el anillo de Bulgari creado por Zaha Hadid: “Es una joya delicada que impacta, única en su diseño, y la tomamos en cuenta para ponerlo en nuestro diseño: que brille, que complemente la trama urbana”. Afirma que es un proyecto tan único como complejo, por las expectativas no solo en diseño, sino medioambientales. Este proyecto élite eleva la vara en construcción y funcionalidad. “Una proeza técnica”, sentencia Wiese.

Frente al diseño, la encargada ha sido una de las diseñadoras más reconocidas de la región: Adriana Hoyos, quien se incorporó al proyecto este año. Será entonces su mirada cosmopolita la que lo llene de lujo y comodidad, con un ambiente urbano, pero bajo un manto sofisticado del ADN de esta profesional, el cual se identifica a primera vista. “En efecto, Park Avenue fue nuestra inspiración y lo fuimos a recorrer una vez más para empaparnos de esa esencia, sin olvidar el sentido de pertenencia de Quito: no habrá folclore, sino aquellas cosas que nos distinguen como capital, como Ecuador, para así entregarlo a todos nuestros visitantes”. Lujo atemporal sin precedentes.

Le Parc estará listo para el 2022, mientras tanto, los huéspedes pueden seguir visitando y disfrutando de la exclusividad de un hotel como ningún otro en la capital.

Conciencia y tecnología

Como parte medular, todo la proyección del edificio se ha enfocado en no generar impacto medioambiental. Así, Le Parc se prepara para ser la cara de la ecoeficiencia: generación de electricidad a través de un sistema de calentamiento de agua que autogenera energía, mediante inversores de última tecnología; utilización de vidrio de cámara, con aislamiento térmico y protección UV, así como el control de ruido, son solo algunas de las novedades que trae este proyecto.

LOS CREADORES:

Gabriela Sommerfeld, reconocida empresaria turística es la líder de este gran proyecto que impulsará a la ciudad desde varios ámbitos. A ella se han unido Adriana Hoyos, diseñadora de interiores y Christian Wiese, arquitecto de gran trayectoria.