Jul 08
Profesiones_NuestroMundo

LAS PROFESIONES Y HABILIDADES, QUE QUIEREN LAS EMPRESAS

Por: Juan Pablo Del Alcázar Ponce 

DE POCO SIRVE PREPARARSE PARA UNA PROFESIÓN QUE CUENTA CON UN MERCADO LABORAL COMPETITIVO Y SATURADO, CON LA CUAL NO HAYA UNA IDENTIFICACIÓN REAL O QUE OFREZCA BAJOS INGRESOS.

a deserción académica en muchos casos resulta alarmante. Tres de cada 10 estudiantes manifiestan que se equivocaron al elegir una carrera, según el Instituto de Investigación en Psicología Clínica y Social de México. Pero, detrás de ese número aparentemente pequeño, hay una inversión familiar o personal que no llega a buen puerto. Deudas interminables con universidades que no perdonan plazos de pago, tiempo perdido —que es uno de los factores más graves— y crisis personal, que no se supera hasta saber qué profesión podrá tener un retorno a mediano plazo y cumplirá con las expectativas del alumno. Sin embargo, esto no solo afecta a jóvenes universitarios, de entre 18 y 24 años, sino a los adultos que optan por costosas maestrías o certificaciones internacionales, que muchas veces son requeridas para trabajos puntuales. Todo estudiante debe elegir entre una tecnología, una carrera, una especialización o maestría universitaria logrando un equilibrio claro entre los siguientes factores:

1. Estudiar para hacer lo que le gusta. 
2. Aprender aquellos temas y actividades para lo que es bueno. 
3. Identificar áreas con oportunidades de ingreso y empleo relevantes al momento de concluir los estudios.

Principales limitaciones existentes al seleccionar una carrera universitaria

• Falta de orientación vocacional e investigación sobre la realidad de la profesión. 
• Análisis personal limitado, con base en lo que realmente queremos y podemos hacer. 
• Imposición familiar de carreras o áreas de estudio, por tradición o negocios establecidos. 
• Disponibilidad de cupos ofertados por universidades para ciertas carreras. 
• Impulso promocional de universidades con programas más rentables antes que programas demandados por empresas.

Los factores que debemos tomar en cuenta al seleccionar un programa académico es saber analizar las tendencias, la evolución de la tecnología, la evolución de las necesidades y las nuevas realidades sociales.

Habilidades más demandadas por las empresas en 2019 

El entorno empresarial continúa adaptándose a la transformación tecnológica y la profesionalización de su gestión, con el uso cada vez mayor de herramientas estadísticas vinculadas a inteligencia de negocio y digitalización de procesos y equipos.

El estudio de McKinsey: “Workforce Skills Model”, estima que para 2030 las habilidades blandas, emocionales y tecnológicas serán las que mayor demanda tendrán, lo que dejará a un lado el trabajo físico o manual que será automatizado con tecnología.

“LOS DOS DÍAS MÁS IMPORTANTES DE NUESTRA VIDA SON EL DÍA EN QUE NACEMOS Y EL DÍA EN QUE DESCUBRIMOS PARA QUÉ”

– MARK TWAIN

Habilidades blandas 

Las habilidades blandas más solicitadas por empresas son las primeras que debemos desarrollar según el informe “Linkedin Top Skills 2019”. Las más importantes son:

• Creatividad y solución de problemas
• Persuasión
• Colaboración 
• Adaptabilidad
• Manejo del tiempo
• Empatía laboral 

Habilidades técnicas 
Como habilidades técnicas, el informe destaca a las siguientes:

• Cloud computing e inteligencia artificial 
• Razonamiento analítico y estadístico 
• Gestión de personas 
• Diseño y desarrollo de aplicaciones y plataformas digitales 
• Seguridad de información y redes 
• Liderazgo comercial y marketing integrado

Carreras universitarias más demandadas en Ecuador 
Las 10 carreras más demandas en universidades públicas de Ecuador, con base en información del Senescyt, que representan más del 52% de inscripciones, son:

1. Medicina 
2. Enfermería 
3. Administración de empresas 
4. Derecho 
5. Psicología
6. Contabilidad y auditoría 
7. Educación inicial 
8. Educación básica 
9. Ingeniería civil

Claramente, se ve un enfoque en las carreras más tradicionales que no necesariamente están alineadas con lo que demanda el mercado y la sociedad. Esto limita las oportunidades y crea saturación de profesionales en áreas específicas.

Lamentablemente, no siempre los estudiantes cuentan con información adecuada y oportuna para sustentar sus decisiones de estudio y desarrollo profesional. Es necesaria la participación de organismos públicos y privados, para crear mejores profesionales y guiarlos hacia oportunidades de crecimiento globales.

Para decidir qué estudiar, es primordial investigar y conocer claramente las perspectivas de diferentes profesiones, así como seguir programas en línea que permitan estudiar los contenidos principales de diferentes áreas, para complementar nuestra preparación, siempre alineados a lo que nos gusta hacer y por lo que nos pagarían.

Como profesionales, debemos replantear nuestra gestión mediante un autoanálisis de conocimientos y habilidades blandas y duras. También es importante organizar nuestro tiempo y enfocarnos en “desaprender” conceptos que ya no funcionan, para dar cabida a nuevos que generen mejoras reales y apoyen nuestro perfil desde el punto de vista profesional. Un perfil competitivo, lejos de volverse más sencillo, demanda de expertos actualizados que generen soluciones a los problemas de la sociedad y las organizaciones de manera eficiente.