Mar 07
Abraham Mora-universidad-Revista Nuestro Mundo

La Universidad: una elección para el éxito

Decidirse por una carrera de educación superior no es algo sencillo. La familia,  los amigos y la sociedad en general, hacen que tomar una buena decisión se oriente más en buscar una buena posición laboral en lugar de convertirse en un profesional exitoso.

En una sociedad dinámica y competitiva, cursar estudios universitarios se ha convertido en una prioridad tanto para los jóvenes y sus familias como para los Estados que buscan comunidades con más capital intelectual. Esto permite mayor prosperidad para sus habitantes. Si bien la cifra de inserción a la universidad en algunos países de América Latina se ha incrementado, esta lastimosamente sigue siendo baja. Según el Banco Mundial, el promedio se ubicó para el año 2016 en 7,80% del total de la población que ingresa a la universidad. Pero, además de los esfuerzos de los países en mejorar este índice, los aspirantes deben tener conciencia que el optar por una carrera universitaria les cambiará la vida.

Santo Tomas de Aquino (Siglo XII) dijo que el hombre aprende de dos maneras, por la curiosities y la estudiositis, y que esta última forma sociedades más desarrolladas. Y es que entrar a la “U” es visualizar el futuro ya que existe la posibilidad de planear y desarrollar destrezas de manera autónoma, creativa y acorde con los propios intereses para afianzar una conciencia de responsabilidad con el país y el entorno.

Un profesional es exitoso gracias a que la universidad le permite contar con dos componentes importantes: habilidades y competencias, que lo ayudan a ser más competitivo tanto para una posición laboral o para montar su propia organización. Sin estos elementos, el profesional se verá destinado únicamente a hacer trabajo operativo. Por eso, a la hora de escoger un centro de educación superior es importante verificar los siguientes aspectos:

1.- Flexibilidad curricular: esto es poder ver materias electivas y de formación integral, poder hacer un doble programa, intercambios o prácticas; cursar una opción académica, tomar materias de posgrado, hacer cambios de carrera, entre otras. 2.- Diversidad y pluralismo: esto permite tener la capacidad de comprender diferentes puntos de vista y el respeto por las ideas en un ambiente dedicado a lo académico, con actividades culturales, deportivas, de bienestar y participación permanente. 3.- Acceso a Tecnologías de Información y Comunicación (TIC´s): además del acceso a los mejores recursos humanos, es primordial que la universidad cuente con accesos tecnológicos, infraestructura de datos, laboratorios de investigación, entre otros, que permitan que la formación profesional cuente con la excelencia que el mundo actual necesita.

Finalmente, vivir la experiencia de ser un universitario es algo único e inolvidable; la vida en la “U” va mucho más allá de los salones de clases. Las universidades ofrecen un sinnúmero de actividades y organizaciones que permiten encontrar gente afín a los gustos y preferencias de los estudiantes; además, es una etapa de la vida cuando se puede descubrir a uno mismo. Todo lo que se haga en la universidad marcará para siempre su futuro profesional, es cuando se decide quién se quiere ser. 

sabias que-universidad-Revista Nuestro Mundo

Por: Abraham Mora. ECAE BUSINESS SCHOOL