Dic 07
Categoria II - La niebla ya no sera un limitante - Quiport - Revista Nuestro Mundo 94 2

La niebla ya no será un limitante. Categoría II: un aeropuerto con operaciones más eficientes

En la mañana soleada del 30 de noviembre, un Beechcraft King Air 350i, el “avión laboratorio” de la Dirección de Aviación Civil, esperaba estacionado en la plataforma de Aviación General a su tripulación, para realizar el vuelo final del proceso de verificación de calibración de equipos de aproximación del Aeropuerto Internacional Mariscal Sucre de Quito.

Este no sería un vuelo cualquiera; significaba la comprobación final de un riguroso proceso de validación técnica que resultaría en la recategorización del aeropuerto, cosa que implicaría importantes mejoras en la eficiencia de sus operaciones de pasajeros y carga. Esto es, que el Mariscal Sucre se convierta en el único aeropuerto Categoría II en el país. Para comprender lo que es la “CAT II”, como se lo conoce en el medio aeronáutico, hay que remontarse a la época en la que el aeropuerto capitalino operaba enclavado en medio del entorno urbano.

La presencia de niebla es un fenómeno climatológico normal en Quito, al tratarse de una ciudad de altura. En ocasiones se limita la visibilidad que a su vez afecta la eficiencia de las operaciones aéreas. Los vientos provenientes del norte/noroeste favorecen el ingreso de la neblina en el callejón interandino, donde se asienta Quito, especialmente de enero a abril. En 2012, cuando el aeropuerto aún operaba en la ciudad, se tuvo un total de 133 horas de cierre de operaciones a causa de la neblina.

Categoria II - La niebla ya no sera un limitante - Quiport - Revista Nuestro Mundo 94

Con la obtención de la Categoría II, el aeropuerto garantiza más seguridad, eficiencia en su vuelo y menores posibilidades de retraso. © Quiport

Aunque las condiciones aeronáuticas mejoraron significativamente con su traslado a Tababela, el Mariscal Sucre, en operaciones CAT I, ha tenido 18 horas de cese de operaciones de lo que va del año. Según Luis Carrera, titular de la Dirección General de Aviación Civil. “Subir de Categoría I a II permite mayor disponibilidad de operaciones de la terminal aérea en condiciones atmosféricas adversas y estar a la altura de grandes aeropuertos a nivel mundial”, al contar con ayudas como el Instrument Landing System (ILS), alcance visual en la pista (Runway Visual Range) y un sistema complementario de luces de pista.

Las aproximaciones de Categoría II permiten a los aviones aterrizar con una altura de decisión de 34 metros y una visibilidad de tan solo 350 metros, con lo que habrá una garantía del 99.9% de eficiencia y factibilidad para cumplir los itinerarios de vuelos, y con lo que se eliminaría la necesidad de desviar vuelos hacia aeropuertos alternos en casos de condiciones climáticas adversas.

Andrew O’Brian, presidente y director general de Quiport, manifestó que la Categoría II es uno de los principales objetivos que se planteó la concesionaria del aeropuerto. Con la certificación CAT II, se ha logrado un importante beneficio para la actividad aérea en Quito y el Ecuador.

DGAC - Quiport - La niebla ya no sera un limitante - Aeropuerto Mariscal Sucre

En la foto: Nikith Orbe, Jefe de Aeropuertos – DAC Andrew O’Brian, Presidente y Director General – Quiport, Luis Carrera, Director General – DGAC Jessica Alomía, Subsecretaria de Transporte Aéreo – MTOP, Benjamín Garcés, Subdirector – DGAC. © Quiport

“Detrás de esta gran noticia está un intenso trabajo en conjunto entre los técnicos de Quiport y la DGAC para cumplir todos los requerimientos para alcanzar el objetivo. Esta es una gran contribución al desarrollo del transporte aéreo en el Ecuador”, puntualizó. Carlos Egüez, gerente de Operaciones de LATAM Ecuador y piloto Boeing 767, estuvo presente en el evento, donde la autoridad aeronáutica -la DGAC- anunció la certificación de CAT II del aeropuerto de Quito. Egüez declaró que “con esto las aerolíneas podrán servir mejor a sus clientes al poder cumplir los itinerarios. Este es un gran aporte a la aviación del Ecuador,” y  resaltó la seguridad operacional que brinda un aeropuerto de Categoría II. Al contar con esta acreditación, se desminuirán las probabilidades de aproximaciones frustradas por neblina; manteniendo los estándares de seguridad, y el Mariscal Sucre se convertirá en un aeropuerto más eficiente, condición que lo afianzará aún más como referente principal del país y uno de los más importantes de la región, que se sigue diferenciando por la calidad de sus servicios y sus capacidades técnicas de operación. 

Por: Quiport