Sep 09
En qué invierten los millonarios

‘¿EN QUÉ INVIERTEN LOS MILLONARIOS?, ENERGÍA Y TECNOLOGÍA SON EL FUTURO’

SABER CÓMO INVERTIR EL DINERO PUEDE SER UN VERDADERO DESAFÍO. Y, EN LA ERA DIGITAL, HAY UNA SOBREOFERTA
DE INFORMACIÓN DE LAS INVERSIONES DISPONIBLES

Según Rafael Badziag, emprendedor y autor de El secreto de los mil millones de dólares: 20 principios de riqueza y éxito multimillonario, muchas personas tienen una percepción errónea acerca de los millonarios y el dinero. Badziag realizó entrevistas personales, durante cinco años, a 21 empresarios ricos en todo el mundo (con un patrimonio neto de al menos 1.000 millones de dólares) e investigó sus vidas y empresas.

“La gente piensa que los multimillonarios se sientan en montañas de dinero y no hacen nada más que inventar nuevas formas de gastarlo”, dice el autor. “No obstante, nada podría estar más lejos de la verdad. Mantener 1 000 millones en efectivo causaría un costo de oportunidad de hasta 135.000 diarios”. De ahí que casi toda la riqueza que tienen radique en las compañías que poseen, en acciones, en bienes raíces y otros activos. “Ellos no ven el dinero como algo para gastar en ellos mismos. El dinero está allí para invertir y crear. Es una forma de energía universal en los negocios que les permite hacer que las cosas sucedan y convertir sus visiones en realidad”, asegura el escritor. 

Pensemos en Jeff Bezos. Su salario anual es de $ 81.840, pero la mayor parte de su patrimonio neto, que alcanza los 156 mil millones, proviene de sus acciones de Amazon. De igual manera, Mark Zuckerberg vive de un salario anual de 1 dólar, pero una gran parte de su patrimonio neto de 70,6 mil millones está vinculado a las acciones de Facebook. Asimismo, el 99% de los 85,5 mil millones de dólares de Warren Buffett está vinculado a su compañía, Berkshire Hathaway, a la que le ha dedicado el tiempo y la energía de su vida. El otro 1% invierte en su riqueza.

Pero hay más: los verdaderos visionarios y millonarios invierten en emprendimientos que ponen su mirada en el futuro global y no en la coyuntura de su entorno. 

Por ejemplo, Richard Branson, Elon Musk y Jeff Bezos empezaron desde hace décadas una desenfrenada carrera por viajar y poblar el espacio (Space X en el caso de Musk y Blue Origin, de Bezos). Por el momento, la reutilización de cohetes con ascenso y descenso controlados ya es una realidad. Por otro lado, le han apostado a la energía limpia, la energía eólica y los paneles solares con la esperanza de que se pueda expandir ese modelo a gran escala.

Evidentemente no hay ganancias inmediatas, pero a largo plazo, el que lo logre primero podrá rentabilizar su inversión y, por supuesto, revolucionar la industria nuevamente. 

Para entenderlo mejor, y más allá de sus buenas intenciones con el planeta Tierra, estos billonarios también formaron un selecto grupo, Breakthrough Energy Ventures, que fue anunciado en 2015, en la Conferencia sobre el Cambio Climático de las Naciones Unidas. La idea fue que ellos, gracias a su fuerte músculo financiero, pudieran reforzar la asistencia gubernamental en energía renovable (solar y eólica).

Los integrantes fueron casi predecibles: Jack Ma, Mark Zuckerberg, Meg Whitman, George Soros, Richard Branson, Jeff Bezos, Marc Benioff, Tom Steyer, Nat Simons, Reid Hoffman y la Universidad de California como única institución participante y todos, bajo el liderazgo de Bill Gates. 

La eficiencia energética entonces no solo es una necesidad mundial sino un lucrativo negocio, para quien pueda sostenerlo. 

Las inversiones no son para todos 
En ese mundo, privilegiado y enfocado a una pequeñísima población, hay una franja de inversiones que el ciudadano común no sabe que existe y menos aún que tenga acceso. Por ejemplo, el arrendamiento de aeronaves, como es el caso de la empresa Doric, que usa el dinero de sus inversionistas para comprar aviones que luego son arrendados a grandes aerolíneas. Con eso pueden recibir hasta un 9 % de rentabilidad anual. Y en aspectos menos exóticos, los millonarios también empezaron con la compra de tierras cultivables alrededor del mundo. No sorprende saber que muchos son dueños de islas, montañas y rincones inimaginables ricos en recursos: alimentos y agua. 

En otro nivel: las telcos mundiales
Las acciones de telecomunicaciones globales no tan populares pueden tener las características correctas para invertir. Además, el crecimiento de los ingresos para la industria de las telecomunicaciones debería acelerarse en los próximos años a medida que los clientes consuman más datos a un mayor ritmo. Un uso más amplio de dispositivos adicionales, como relojes inteligentes y un segundo teléfono móvil para el trabajo, también está aumentando el uso de datos y el crecimiento de suscriptores.