Oct 07
emprendimiento_NuestroMundo

EMPRENDIMIENTO EC

LOS COSTOS Y TRABAS BUROCRÁTICAS, LA FALTA DE VISIÓN A MEDIANO Y LARGO PLAZOS, ENTRE OTROS, SON FACTORES QUE INCIDEN PARA QUE MUCHOS DE LOS EMPRENDIMIENTOS ECUATORIANOS NO SE CONSOLIDEN…

Por: Priscila Romero

Por seis años consecutivos, Ecuador se posicionó como líder regional en el índice de actividad emprendedora temprana, según la medición que realiza la Escuela de Negocios de la Escuela Politécnica del Litoral (ESPOL) para el Global Entrepreneurship Monitor. Sin embargo, el 90% de estos emprendimientos no perduran en el tiempo.

El talento no falta en el país según varios expertos, como Sebastián Chiriboga, especialista de emprendimiento e innovación de la Cámara de Comercio de Quito. Aunque esto no se demuestra en cifras, pues en la última publicación del grupo Adecco, Ecuador ocupa el puesto 87 de un total de 125 países en el Índice Global de Talento y Competitividad 2019. Además, hay que diferenciar que muchos emprendimientos no parten de la innovación sino de la necesidad y pasan a formar parte del subempleo.

¿Cómo mantener vivo un emprendimiento?

  1. Valida tu idea. No busques clientes para tus productos o servicios, sino, por el contrario, crea productos para tus potenciales consumidores. No pierdas tiempo y enfoca tu emprendimiento en la oportunidad de atender un mercado específico. Sebastián Chiriboga lo llama un “estudio de mercado rudimentario”.
  2. Crea una metodología, también llamada Business Model Canvas. Esto ayuda a desarrollar una visión del negocio. Con la metodología, se consolida la idea y la oferta de valor que se tiene sobre el mercado. La relación entre el público y los canales que se utilizarán para cumplir el objetivo también forman parte de este plan.
  3. Planifica a largo y no a corto plazo. Es importante que un proceso, especialmente numérico, no sea inmediato. La idea es revisar la factibilidad después de 1 o 2 años y no a corto plazo, como un trimestre. Una clave es analizar el período en el que se obtendrá la inversión hecha para el emprendimiento.
  4. Busca asesoría. Es importante tener el apoyo de un experto en Derecho Administrativo, que pueda guiar el giro de negocio. La mejor forma es apoyarse en conocimientos administrativos y financieros, porque ganarás tiempo y obtendrás procesos simples.
  5. Registra tu marca. Aunque no es un punto a cumplir rápidamente en un emprendimiento, sí brindará un plus al negocio. El signo distintivo puede ser registrado cuando el producto adquiera un nivel de competitividad más potente. Esto generará procesos posteriores como el merchandising.
  6. Asegura tu venta. En este punto es fundamental la creatividad del emprendedor y los pasos de investigación que se realicen en torno a la competencia. ¿El resultado? Mejores prácticas, que irán acompañadas de un parámetro como una check list de pasos para consolidar la venta.
  7. Reinvierte las ganancias. Este parecería ser uno de los puntos más complicados de cumplir, pero es posible. La reinversión y el no gastar los ingresos generarán escalabilidad con una proyección de mercado por atender. Este punto fundamental es la meta para que tu emprendimiento no muera.