Oct 17

Cuando la comida es más que el sabor: bocados de placer a otro nivel

Restaurantes en el mundo hay miles; con una temática determinada no tantos; y, de esos, son pocos los que han trascendido en la memoria del sibarita, en la crítica arquitectónica y gastronómica por su concepto, su oferta, y la experiencia que brindan al cliente.

Si en algún momento usted visita alguna de estas ciudades, el paso por uno de estos restaurantes será obligatorio. El turismo gastronómico ha cobrado auge a nivel mundial, siendo la tercera razón más importante por la que los turistas visitan el destino, según la Organización Mundial de Turismo de las Naciones Unidas.

Sumérjase en esta deliciosa aventura:

Blue Frog Lounge, Mumbai, India

Este bar-restaurante atrae por su concepto de música alternativa en vivo que se puede experimentar seis noches a la semana, incluido el día domingo en el que ofrecen un brunch especial para toda la familia. Su oferta atrae por la presentación de artistas en diferentes géneros como jazz, blues, funk, soul, afrolatino, electrónica y mucho más. Incluso hay calendario de artistas de stand-up y poesía.

El ambiente de este club es de película: con una arquitectura futurista en la que predomina su bien logrado diseño de iluminación, en una red de semi- circunferencias a desnivel donde se ubican las diferentes mesas, que cambian de color de acuerdo a la propuesta artística de cada noche. Pero no es un club nocturno solo para clientes VIP locales, además un estudio de grabación y un laboratorio de sonido que ha sido telón de artistas hindúes y de muchos grupos de rock alternativo y electrónica.

El club tiene una carta con más de 25 tipos de cócteles de creación propia como el Indian Summer, que combina el vodka y gin, con maceraciones de mango y menta. La propuesta gastronómica vegetariana y no vegetariana no se queda atrás, en la que se ponen en manifiesto el uso de especias tradicionales del país como el curry, las semillas de cilantro, la mostaza, la ciruela picante, el jengibre, entre otros.

58 Tour Eiffel, París, Francia

58 Tour Eiffel

Este restaurante de cocina francesa está tocando el cielo de París. El romanticismo es el protagonista de la noche que se ilumina con las luces de una ciudad viva y que se aprecia desde los ventanales de este lugar, ubicado en el segundo piso de la Torre Eiffel. Existen diferentes ángulos por donde mirar la ciudad, algunos de los favoritos son los que dan directamente a la Plaza del Trocadero o el Campo de Marte.

La comida de los restaurantes de sitios turísticos de gran afluencia en el mundo no suele ser la mejor. Sin embargo, el 58 se lleva el premio completo, pues su calidad es aplaudida por sus comensales que lo repletan con reservaciones bastante anticipadas de hasta 280 personas al mismo tiempo. Bajo la dirección del Chef Alain Soulard la oferta consta de cuatro diferentes opciones de menú fijo y dos de degustación, conformados por una entrada, uno o dos platos fuertes, postre vino y champagne. Este restaurante de estilo arquitectónico Art-Noveau, resulta un homenaje a la tradición de la cocina francesa y a la obra maestra del siglo XIX.

Piz Gloria Mountain Restaurant, Murren Schilthorn, Suiza

Piz Gloria Mountain Restaurant

Subir durante 30 minutos por el teleférico más largo del mundo hasta los Alpes suizos es ya una experiencia extraordinaria, más aún cuando se abren las puertas de un restaurante giratorio, desde donde se puede observar en 360 grados el paisaje de cielo azul con diferentes picos helados como el Eiger, el Mönch, el Jungfrau e incluso con suerte el Mont Blanc de Francia.

Si ha visto la película de James Bond 007 (On her Majestys’ Secret Service) ya podrá relacionar algunos de sus espacios que se utilizaron como locación. Toda la temática del restaurante gira alrededor del agente secreto. Ofrece platillos de la cocina americana, suiza y alemana. Durante el almuerzo no se puede perder de una goulash soup receta perfecta para calentar el cuerpo o el “Rosti Burger” que tiene impregnado en el pan superior el sello de 007. El restaurante gira cada 24 minutos, durante 45 minutos, tiempo en el que se puede tomar fotografías en el paseo de la fama de James Bond.

Altitude, Sydney, Australia

Altitud

Se levanta en el piso 36 del Shangri-La Hotel. Un ambiente exclusivo, con ventanales de cinco metros de alto que ofrecen una vista panorámica de la ciudad y de algunos de sus principales atracciones como el Harbour Bridge, la Casa de la Ópera y el Puerto de Sydney. Tiene capacidad para 110 personas que disfrutan de las creaciones del Chef Ricardo Ferreira, quien renueva el menú de acuerdo a los productos de la temporada australiana.

Este restaurante está catalogado como el número 1 en en ranking de la revista Gourmet Traveller Wine Magazine, por su excelente oferta de vinos, que puede combinar con alguna de las impresionantes opciones de su menú especial de quesos.

The Jane Restaurant, Amberes, Bélgica

The Jane Restaurant

Pasó de ser un templo religioso a ser templo de la alta cocina. Este restaurante ha roto los esquemas llevándose el primer puesto en 2015 de los premios “Restaurant & Bar Design Awards” entre 860 restaurantes de 70 países del mundo.

El amplio salón dedicado originalmente a feligreses del antiguo Hospital Militar de Amberes se convirtió en diferentes salas donde se fusiona los sabores de su gastronomía, con los sonidos del rock & roll. Su chef de una estrella Michelin, Sergio Herman, creó un concepto donde el cliente tiene una verdadera experiencia culinaria. El altar original es una caja de cristal donde se lleva a cabo la magia de la cocina.

Existen dos tipos de menú degustación, uno de siete y otro de ocho platillos que consisten en entradas, platos principales y armonía de postres.

Tiene capacidad para 65 comensales a quienes se les sirve en una vajilla especialmente diseñada para el lugar, hecha en porcelana blanca, con estabilidad térmica, libre de plomo y cadmio.