Nov 21

COSA NOSTRA, la pizza perfecta

Nada es casualidad. Jacqueline Grard debía ser la mujer que esté al frente de una propuesta gastronómica tan sólida y completa como es Cosa Nostra Trattoria y Pizzería. Jacqueline es una mujer íntegra y emprendedora, con más de treinta años de experiencia en el sector del turismo y la hotelería, tanto en el sector privado como en el público. Frente a un gran proyecto, debe haber una gran mujer.

Cosa Nostra es la trattoria y pizzería más reconocida de la capital ecuatoriana. Surgió hace aproximadamente siete años, cuando Paola Rivas –hija de Jacqueline- regresó de Italia luego de 14 años de ausencia y juntas decidieron iniciar el restaurante como propietarias. Con una clientela afianzada, Cosa Nostra se instauró como un negocio familiar dedicado a transmitir las tradiciones gastronómicas italianas y su cultura, tan apetecida alrededor del mundo.

Quién no ha tenido la oportunidad de degustar la gran variedad de pizzas de Cosa Nostra, no ha comido una verdadera pizza italiana. Las alternativas hay para todos los gustos, desde las tradicionales como la Napolitana, hasta las “pizzas de autor” que fueron creadas exclusivamente para esta magnífica trattoría. Si bien la pizza es un plato universal, Cosa Nostra las sabe hacer a la perfección, cuidando muy bien los procesos; cada detalle cuenta. La masa es crocante, fina y deliciosa, los ingredientes son frescos, la salsa pomodoro se prepara cada día -así mantiene las propiedades que son parte fundamental de su esencia- y su estilo se marca con varios productos importados de Italia, sabores que solo se encuentran en aquellas tierras de ensueño.

Una “buona pizza”, por más simple que sea, requiere de manos expertas. La salsa de tomate es el secreto y los embutidos deben ser siempre de buena procedencia. “Norcina” es una de la pizzas de autor imperdibles dentro del menú de este restaurante; su inigualable sabor surge de la salchicha artesanal y salsa de trufa negra con aceite de oliva extra virgen… nunca será suficiente.

Aunque es su especialidad, hay excelentes alternativas distintas a la pizza, pues cuenta con un “menú premium” con platos gourmet como el Lomo Cosa Nostra, el famoso Spaguetti a “Le Vongole” o las inconfundibles almejas al vino blanco. Los distintos tipos de pasta hacen cada visita especial, como es el caso del ravioli con distintos tipos de rellenos, gnocchi y lasagnas de carne, pollo y vegetariana.

La comida italiana continúa dando la vuelta al mundo. Es por eso que vale la pena destacar aquellas propuestas que marcan la diferencia. “La gastronomía italiana es la número uno por un simple motivo: es salud”, señala Jacqueline, “actualmente la gente es más consciente de lo que come y la dieta mediterránea es la base de la comida de Italia”. El visible éxito de Cosa Nostra Trattoria y Pizzería es el resultado de un trabajo que conjuga productos seleccionados, servicio de excelencia, exigencia con los proveedores y lealtad hacia ellos. La utilización de productos orgánicos en la elaboración de los platos es vital, conocer su procedencia y los procesos a los que han sido sometidos es parte del control de calidad.

Cosa Nostra nació en uno de los barrios más tradicionales de Quito, La Mariscal. Dicha apertura trajo consigo clientela internacional gracias a los turistas que se hospedan en la zona. Sin embargo, luego de poco tiempo Jacqueline y Paola tuvieron la visión de abrir un nuevo local en uno de los lugares más movidos de la ciudad, el centro financiero y empresarial ubicado en la avenida República del Salvador, en donde reciben a un público ejecutivo. Su local más reciente se encuentra en la avenida Orellana e Isabel La Católica, conocido barrio en donde prolifera la buena gastronomía, siendo este último un espacio más familiar y social en un ambiente menos rústico, pero muy acogedor. El horno de leña, a pesar de ser una herramienta imprescindible, es una parte importante de la decoración cálida y placentera.

Pero no queda ahí. Jacqueline y Paola son emprendedoras e innovadoras. La intachable trayectoria profesional de Jacquie es la carta de presentación de Cosa Nostra. En su recorrido fue propietaria de lugares muy conocidos como Rumipamba de la Rosas e Il Grillo, desarrolló el centro comercial CoccoManta en la ciudad manaba, lo cual dio inicio a una regeneración urbana sin precedentes. Cabe recalcar además, que es miembro de la distinguida Chaine des Rotisseurs (Academia Francesa de Gastronomía). Con tanta sabiduría culinaria y de servicio se desempeñó incluso como Ministra de Turismo encargada y estuvo al frente de directivas del sector turístico de mucha gestión y relevancia dentro del Ministerio y en la Dirección Nacional de Turismo.

El siguiente paso será uno grande: la expansión de Cosa Nostra Trattoría y Pizzería como marca, a través del sistema de franquicias, el cual se desarrollará con una selección muy rigurosa.

Junto a estas excepcionales mujeres se encuentra el equipo profesional que hace este proyecto posible. “Contamos con ‘mano ecuatoriana’ especializada en comida italiana. Son dos chefs que han trabajado conmigo desde hace 15 años, uno de ellos trabajó en uno de los mejores y más clásicos restaurantes de Nueva York. Es un equipo de primera que mantiene estándares de calidad y brindan satisfacción a nuestros clientes”, señala Jacqueline. Cosa Nostra es una propuesta integral, que además apoya la inclusión social, ya que el 50% de su personal está constituido por mujeres, muchas de ellas madres de familia que aprenden este maravilloso arte culinario italiano.