Oct 13
Claudia Gonzalez Ecuador - El amor es el mejor maestro de vida - Maria Jose Troya C - actriz - actriz de teatro - angel de piedra - Claudia González Nuestro Mundo Magazine

Claudia González. El amor es el mejor maestro de vida…

Un acercamiento inteligente a lo que el corazón necesita, es lo que ofrece Claudia a quienes recurren a sus servicios de búsqueda de pareja. Para ella, el amor ha sido el motor que la ha reinventado profesionalmente y ahora, más que nunca, también ha cambiado su vida personal…

Es la creadora de un servicio innovador. Química Perfecta nació hace seis años y medio y ha ayudado a que cientos de personas tengan la oportunidad de conocer al amor o mejoren su relación de pareja bajo un concepto personalizado y de total confidencialidad.

¿Cómo ha sido este camino de búsqueda del amor para otros?

Ha sido maravilloso y con mucho éxito. Hasta el momento tenemos 17 matrimonios y 550 parejas conformadas. Hay  un 60 % de éxito en la primera cita. Al inicio nadie tenía fe en el proyecto porque pensaban que en Ecuador no podía funcionar algo así. Sin embargo, yo hice un sistema totalmente personalizado, confidencial al 100% y con una evaluación psicológica de mis pacientes. No es un pedido por catálogo. Es un proceso que necesita tiempo y paciencia, pero el resultado es maravilloso… como el amor mismo.

¿Qué ha aprendido después de estos años?

El reto ha sido desarrollar mi formación integral como psicóloga y psicoterapeuta. Hay gente que quiere tener pareja, pero no lo logra… entonces se analiza qué es lo que pudiera estar sucediendo dentro de sí mismos: un cordón umbilical con la familia, un bloqueo, muchas exigencias para la pareja; aluden su soledad a la mala suerte, hay una falta de autoestima; etc. Es ahí cuando intervengo para trabajar y dejar que todo fluya de la manera adecuada.

Con el boom de las aplicaciones tecnológicas para encontrar pareja y la conexión que ofrecen las redes sociales, la búsqueda del amor ha cambiado totalmente…

Sí, pero lo que yo hago es algo personalizado, es una búsqueda inteligente del amor. Hay que aprender a romper los esquemas, quitar los estereotipos; es la forma en la que aprendemos a relacionarnos la que marca la diferencia. La tecnología es una herramienta, pero si uno no sabe lo que busca, es imposible encontrar…

¿Cree que los ecuatorianos tenemos demasiados prejuicios y miedos frente al amor?

¡Por supuesto! Hay quienes me han dicho que buscan alguien “que les represente” “que esté a su altura”; y claro yo tengo que decirles que su valor está en sí mismos, no en el otro. La diferencia de edad, el estatus social son miedos que nos bloquean el encuentro con el otro. La religión, la familia, la sociedad pueden tener mucha influencia en lo que se busca, pero no hay que olvidar que siempre eres tú el que está tomando la decisión final.

Suena fácil, pero en una sociedad como la nuestra aún hay “amores truncados” por las opiniones de terceros. Incluso, cuando una relación no ha funcionado creen que ese fracaso les impedirá seguir adelante y retomar su vida amorosa…

El verdadero error está en no saber cómo asumirlo de la manera adecuada. Muchos se victimizan, se llenan de temores y no de reflexión. Para ser pareja se debe creer en el amor. Los que dicen que no existe, que eso es temporal, etc, no van a encontrarlo. Hay que creer en la bondad del ser humano: se debe partir desde el optimismo.

En su caso, el amor también está muy presente en su vida y pronto habrá un integrante más…

Es un gran momento familiar. Me siento agradecida con la vida. Me casé hace un año con un hombre maravilloso con quien tengo una relación madura, de mucho amor. La culminación de esta felicidad ha sido este embarazo que es un regalo del universo y un milagro perfecto.

¿Estaba en sus planes este bebé?

¡Claro! Pero no sabía si iba a ser posible y ahora ya sé que es una niña y eso nos tiene profundamente felices. Yo tengo tres hijos: Paloma, Luis Guillermo y Antonio. ¡Eva María será una bendición para todos!

Siendo una experta consejera del amor, ¿cómo es su relación de pareja? ¿Cómo aplica en su cotidianidad la teoría que imparte?

Aplico mi aprendizaje a diario. Ahora sé que no es bueno engancharse con cosas pequeñas que podrían convertirse en peleas. Yo solía ser bastante confrontativa y me di cuenta que no es el camino para ser una buena pareja. Uno a veces quiere defender lo que uno cree, los derechos va con la bandera de lucha, y fue un desafío –para mí- cambiar todo eso. Ahora busco acuerdos, armonía y dejar pasar cosas pequeñas que no son relevantes. Hay que ponerse en los zapatos del otro y aprender a ser más felices.

Soy coherente con mi trabajo y lo que predico sobre el amor lo pongo en práctica en mi vida personal.

¿Alguna vez se ha rendido frente al amor?

Nunca. Las veces que me caiga serán las veces que me vuelva a levantar. Vivir en amor es la mejor forma de conocerte a ti mismo. Hay que desafiar los egoísmos y aprender a entregarse de una manera abierta y generosa. Hacer cosas en pareja cambia la vida, es más difícil que estar solos, pero la gratificación es enorme. Tu pareja se convierte en parte de la enseñanza. El amor es el mejor maestro de vida.

Por María José Troya C.