Ene 07

Bahamas, con sabor a paraíso

Las principales islas que representan el tesoro natural del archipiélago caribeño de Bahamas son: Exumas, Andros, San Salvador, Ibaco y Gran Bahamas, lugares que ofrecen experiencias únicas por descubrir.

Aguas cristalinas con las variaciones más sutiles de azul y verde, salpicadas por una constelación de islas y playas de arena fina extendiéndose bajo el sol del Trópico. Las Islas Bahamas, país de islas, islotes y arrecifes coralinos, tienen sabor a paraíso.

Este archipiélago que abarca una superficie de 250.000 kilómetros cuadrados entre las costas de Florida (EE.UU.) y Cuba, es precursor en el terreno de la ecología y una de las cunas del ecoturismo, ya que figura entre los países pioneros del mundo en crear parques naturales, el primero de ellos en 1958. Según la Oficina de Turismo de Bahamas (OTB), el país ofrece una variedad de excursiones organizadas para descubrir la riqueza de las islas y sus parques nacionales y para sensibilizar al visitante de lo que representa la ecología.

Bahamas – Shuttersock

Cinco tesoros del archipiélago

Las aguas de color verde, arena y azul reflejan el paraíso que se vive en este punto de la Tierra. Pero más allá del paisaje y el clima cálido, estas islas ofrecen actividades para todas las edades: paseos, adrenalina, flora y fauna: usted decide.

1. Exumas, 365 islas sobre el mismo trópico
Las Exumas se componen de 365 islas y cayos que se extienden por más de 200 kilómetros al sur de Nassau y que, desde el aire, parecen piedras preciosas rodeadas de un mar color esmeralda, formando la más bella agrupación de las Bahamas y ofreciendo una vista impresionante.

Es imprescindible visitar el ‘Exuma Land and Sea Park’, el primer parque natural, submarino y terrestre, así como realizar la excursión hacia Staniel Cay.

2. Andros, capital del pez ratón y el buceo
Ubicada al oeste de Nassau, es la isla más grande y menos explorada de las Bahamas: un tesoro natural, que combina campos verdes y salvajes, bosques de pinos y fondos marinos cristalinos de un intenso color azul y es el hogar del pez ratón, una especie transparente que vive en las aguas poco profundas.Considerada el centro de buceo más antiguo del mundo. Salte desde el muelle de Captain Bills Blue Hole en el corazón de la selva.

3. Gran Bahama, descubrimientos múltiples
Situada a unos 80 kilómetros de la costa de Florida, esta isla ofrece la tranquilidad de la naturaleza protegida de sus cinco parques nacionales, donde se pueden explorar las hermosas cuevas con vestigios indígenas, así como las interminables y desérticas playas del Este de la isla, que son auténticos remansos de paz.

Esta isla de 160 kilómetros de largo está cubierta con bosques de pino y alberga muchas especies de aves. Descúbrela en bici, en 4×4 o en caminatas en grupo.

4. San Salvador, descubriendo el nuevo mundo
Cuando Cristóbal Colón descubrió el Nuevo Mundo el 12 de octubre de 1492, desembarcó en esta isla, que antes de su llegada se llamaba Guanahani, y que actualmente está dotada de cuatro parques naturales y una reserva marina. Su interior se compone de lagos y lagunas, y su parte externa combina kilómetros de playas vírgenes y desiertas, aguas cristalinas color esmeralda y excepcionales zonas de buceo en los abismos, arrecifes y restos de naufragios.
Ascienda al faro de Dixon Hill, explore las ruinas de las antiguas plantaciones en Sandy Point y Fortune Hill.

5. Ibaco, entre cayos y alta mar
Es el segundo conjunto de islas más grande de las Bahamas. Para quien lo visite es imprescindible navegar entre las islas de Elbow Cay/Hope Town, Guana Cay, Man OWar Cay y Green Turtle Cay, descubrir los pueblos coloniales con la arquitectura de Nueva Inglaterra, tanto a pie como en boogie, y explorar las numerosas reservas marinas.